Por Jen.

Estamos acostumbrados a hacer balances y análisis de los que fue cada año a medida que llega a su final. Así que nosotras quisimos sumarnos de cierta manera a esa bonita tradición digital y aquí estamos, con un post en el último día del año.

Fotos: Jhon Jairo Varela Rodríguez,

¡Bienvenido, 2016!

by on 5:57 p. m.
Por Jen. Estamos acostumbrados a hacer balances y análisis de los que fue cada año a medida que llega a su final. Así que nosotras quisimo...
Por Jen

Todas las mujeres tenemos armas, secretos, ideales que nos hacen sentirnos poderosas, con la convicción de que podemos conquistar el mundo. En el imaginario femenino no existe un color que se asocie más con toda esta historia que el rojo, ese que usamos en los zapatos, el los vestidos, en el cabello y en nuestra versión favorita: el labial.

Fotos: Pinterest y cortesía de nuestras bellas amigas

¡Labial rojo para todas!

by on 5:30 a. m.
Por Jen Todas las mujeres tenemos armas, secretos, ideales que nos hacen sentirnos poderosas, con la convicción de que podemos conquistar ...
Por Meli.

Aunque la velada de Miss Universo quedó en la mente de todos por el error al momento de anunciar a la ganadora -lo único que diremos al respecto es que nadie se merece una humillación como la que pasó Ariadna Gutiérrez, Miss Colombia-, la verdad es que este blog se circunscribe a los vestidos que dichas aspirantes se pusieron.

Fotos: Getty.

Por Meli

Llegó diciembre, la “temporada de alfombra roja” colombiana. Grados, matrimonios, fiestas, despedidas, Navidad, Año Nuevo y demás celebraciones típicas del mes requieren nuestros mejores atuendos, y si no tenemos nada en el clóset digno de estas fechas, no tenemos más remedio que salir de compras (ay, pobres de nosotras).


Por ese motivo, y a modo de mapa o guía en esa búsqueda a veces interminable de la prenda adecuada para estas ocasiones, les dejamos un listado de las piezas que en nuestra opinión marcaron tendencia este año y les servirán para robarse las miradas de todos los invitados.

Escote Bardot

La prenda del año. Está en todas partes, desde las pasarelas de París hasta los almacenes de cadena. Y aunque no nos gusta que las mujeres anden por la vida uniformadas, no podemos negar que sigue vigente y es tremendamente favorecedora.

Johanna Ortiz.

Su gracia, como todo lo que se vuelve tendencia, es encontrar la forma de adaptarla a nuestro gusto personal. La silueta aplica como vestido o blusa; con mangas cortas, medianas o largas; de corte amplio o ajustado; en todos lisos o con estampados; con jeans, pantalones de talle alto, faldas lápiz y maxifaldas…

K.I.S.

Además, su versatilidad permite utilizarla tanto en ocasiones de gran elegancia como en otras más casuales.

Espalda sugestiva

Bueno, esta tendencia nunca pasa realmente de moda, pero ha cobrado especial importancia estos últimos meses. A su favor tiene que llama la atención de una forma elegante sobre una parte del cuerpo muy bella, pero en contra hay que considerar que no le favorece a todos los cuerpos, especialmente a los más rellenitos, pues el endiablado gordito de los costados de la espalda no es nada bonito.
La marca reina en espaldas sugestivas: Laetitia.

Consejo general para las que se decidan a usarlo: si van a mostrar espalda, no muestren todo lo demás. No hay necesidad de enseñar también escote, piernas y abdomen. Hay que dejar algo a la imaginación.

Enterizos

Sigue vigente y cada vez más mujeres se sienten cómodas dándole una oportunidad a esta prenda. Como el escote Bardot, puede ir de lo más elegante a lo más casual, así que las ocasiones para usarlo son casi todas.
Cattleya.

Para este fin de año, pueden probar con uno corto, que no por serlo es menos elegante. Y si lo que quieren es un término medio, los hay tipo culotte, prenda de la que hablaremos a continuación.

Forever 21.

Culottes

Otra prenda favorita del año que queda perfecta para las celebraciones de diciembre. Con un par de sandalias de tacón estarán listas para ser el alma de la fiesta.

Arriba izquierda: Azulu. Resto: Zara.

Una recomendación general sobre los culottes: no le teman al color. La mayoría de opciones que encontramos para este post eran en negro, y créanme que no es el único color en el que se verá bien. Arriésguense. Como cualquier otra prenda, si es el centro de atención del atuendo, pueden jugar con colores, estampados y texturas, mientras mantengan el resto de piezas sencillas.

Forever 21.

Aretes grandes

En mi caso, un par de aretes grandes es uno de los complementos más maravillosos que puede tener una mujer. Atrae la atención a tu rostro y se vuelven puntos de luz y color en cualquier look.
Infinitas y bellas opciones de Paprika.

Esta temporada regresaron en formato maxi y llenos de color, y esto sirve tanto para atuendos coloridos (con aretes a juego) como para looks en un solo tono (que pueden acompañar con unos aretes contrastantes).

Mercedes Salazar.

El consejo en este caso, si quieren que sus accesorios sean el foco de atención, es no acompañar con otros accesorios de gran tamaño y llevar el cabello recogido o semi-recogido.

Sandalias delicadas

Adiós, plataformas del infierno, no las queremos ver más por aquí. Nos ha gustado el regreso de los tacones sin plataforma, especialmente porque su delicadeza hace ver a su portadora más elegante y sofisticada.

Columna izquierda: Nine West. Columna derecha: Steve Madden.

Es por eso que son nuestra última recomendación para las fiestas de fin de año. El miedo de todas es que son agotadoras, y en general lo son, pero es posible encontrar unas que puedan soportar. Se los digo yo que tengo unas negras sin ápice de plataforma con las que siento que puedo correr una maratón. ¡A buscar!

Eso es todo por esta ocasión. ¿Nos faltó alguna tendencia que crean perfecta para fin de año? Cuéntennos en los comentarios y a través de nuestras redes sociales: Facebook, Instagram y Twitter.


Por Jen

El uniforme de los domingos por excelencia suele ser la pijama, pero a veces toca salir en el día que menos queremos y hacer otra cosa que pedir domicilio. Así que hay que inventarse algo cómodo y práctico para no pensar mucho.

Fotos: Jhon Jairo Varela Rodríguez

Eso hice hace un par de semanas, cuando mi hermanito (el mismo que tomó estas fotos) vino a visitarme y quiso dar una vuelta que también incluía un paso por Corferias y varias caminatas, por lo que tocaba pensar en algo verdaderamente cómodo. Entonces recurrí al segundo uniforme del domingo: jeans, camiseta básica (la mía casi siempre es blanca, ya no sé ni cuantas tengo), una chaqueta que no sea tan informal pero tampoco muy seria, y zapatos planos. Pero como el 'look' era en tonos neutros pensé en mis zapatos planos preferidos: slip on azul eléctrico. No todo tiene que ser simple.




Como complemento un bolso sencillo y pequeñito, unos pocos accesorios y gafas de sol, porque la regla que se mantiene el domingo es la de no maquillarse.


Jeans: Forever 21
Camiseta: Superdry
Chaqueta: Isabel Henao para Arkitect
Zapatos: Review






Y ustedes ¿qué se ponen cuando tienen que salir un domingo?

Un domingo cualquiera...

by on 12:17 p. m.
Por Jen El uniforme de los domingos por excelencia suele ser la pijama, pero a veces toca salir en el día que menos queremos y hacer otra ...
Por Melissa Zuleta Bandera

Durante tres años consecutivos hemos reseñado Barranquilla Fashion Week en este blog, y este año, por primera vez, con gran placer podemos decir que el evento dio grandes muestras de mejora y avance.

Para los que no lo saben, BQFW se quiere consolidar como un evento de moda, salud y belleza que busca darles un espacio a diseñadores emergentes de la región. Aunque seguimos sin estar de acuerdo con que el nombre ‘Fashion Week’ se use para incluir elementos además de moda, no se puede negar que los organizadores hicieron un mejor trabajo al momento de escoger lo que tendría espacio en la pasarela.

Fotos: Jhon Jairo Varela y cortesía BQFW.

Tal vez es eso lo que más alegría nos dio: ver prendas bien hechas y con una construcción cuidadosa en los desfiles, algo que hizo gran falta en las ediciones anteriores del evento.

Además, se notó una mejor organización en temas de logística y manejo de personal, considerando que el público barranquillero muchas veces se pasa de… emocionado. También vimos con buenos ojos la inclusión de marcas de trayectoria en los desfiles, firmas que dan muestra de años de trabajo de calidad –como María del Pilar Agamez con sus impecables creaciones tejidas y Jon Sonen con su encantadora nueva línea de lujo, Privé– y otras que con menos tiempo en la industria han sido reconocidas en otras plataformas de moda con más peso, como Lía Samantha.

En términos de propuestas serias y reales, compartimos (en orden cronológico) las que nos parecieron más interesantes y bien ejecutadas.

Amargo

Ya conocíamos las bellas piezas de marroquinería de Joaquín Camargo, pero nunca imaginamos que llevaría al mundo de la indumentaria su talento en el diseño gráfico. Como parte del grupo de emprendedores del Sena, este talentoso creador mostró su primera colección: Origen.

Foto: Saulo Henao

Inspirada en elementos tan autóctonos de Barranquilla como el árbol de mango y los pisos de mosaico de las casas del viejo Prado, la propuesta es una muestra innegable de lo que mejor sabe hacer Joaquín: contar con grafías una historia.


Una equilibrada mezcla de los estampados diseñados por él mismo dio vida a piezas modernas, frescas, cargadas de color y vida pero sin rayar en lo exagerado. La colección, muy bien ejecutada, hablaba de la identidad de un diseñador que tiene algo por decir y un aporte importante que hacer a la industria. Tenemos la certeza de que los ojos del país se pondrán sobre Amargo en el futuro próximo.

RetroChic y Elvia Noya

También conocidas por este blog, el dúo de hermanas de Naty y Melissa Pulecio pudo mostrar en pasarela el porqué del nombre de su marca: una colección que mezcló aires retro con toques de modernidad y una clara y evidente elegancia.


Nos alegró ver que esas jóvenes creadoras tradujeron al vestuario masculino lo que ya habían logrado para las damas: prendas interesantes, coloridas, únicas y con excelentes acabados.

El complemento no pudo ser mejor: el calzado de Elvia Noya dejó de ser solo algo que ponerle a los modelos en los pies y pasó a aportar una gran carga de diseño y originalidad a los conjuntos.

Aranea


Una marca completamente nueva para las creadoras de este blog, que dejó una excelente primera impresión con su colección ‘Guajira’, llena de líneas limpias y definidas en siluetas sueltas y frescas, que transmitían una sensación de tranquilidad y des-complicación. Una confección envidiable fue la característica más notable de las prendas, que daba gusto ver casi volando por la pasarela.

Karla Navarro


Otra propuesta que integró vestuario masculino y femenino con una inspiración clara pero no obvia: Japón. Cortes interesantes, una variada paleta de color y piezas un poco arriesgadas lograron que la audiencia no quitara los ojos del desfile de esta joven barranquillera, que incluyó gran variedad: enterizos, shorts, chaquetas, pantalones, crop tops, camisetas, vestidos y demás.

HMP

Otra talentosa joven que hace moda en Barraquilla. Hilda Molina presentó la que es probablemente la colección más comercial del evento, y decimos comercial en el mejor sentido de la palabra: ropa aterrizada, usable, real, para una mujer adulta, dulce pero seria que tiene lugares a dónde ir, y siempre se ve impecable. Aplausos por la gran atención al detalle en sus prendas, que se vieron perfectas en pasarela.

Laura Riquett

Otra diseñadora cuyo trabajo conocíamos, pero no en este elevado nivel. Siempre he admirado a Laura por su talento en el diseño y aguda mentalidad de negocios, pero en BQFW mostró un lado que no habíamos tenido el placer de ver anteriormente. Floorà fue el nombre de la colección que evocó, en sus propias palabras, el encanto floral de Colombia y el florecer creativo de su trabajo como diseñadora.


Su propuesta se caracterizó por siluetas arriesgadas y llamativas, fuera de lo común pero nunca exageradas, hechas a partir de materiales tan diversos como sedas, encajes, tafeta y hasta acetato, con un toque personal que solo ella puede darle: estampados florales hechos a partir de fotografías tomadas por su padre.


Variada como las mujeres a las que quiere vestir Laura, Floorà la hizo merecedora de un lugar en el Colombia Trade Expo del próximo año, y también de un espacio en la memoria de los asistentes por ser la primera diseñadora en la historia del evento que incluyó a una mujer de talla grande en su pasarela: Marcela McCausland, bloguera plus-size de Macla.co

Desde el principio de este post hemos dejado clara la grata sensación que nos produjo ver un Barranquilla Fashion Week más organizado, mejor curado y más serio, pero siempre hay espacio para mejorar, hasta en los eventos más grandes y con más trayectoria.

Es por eso que tenemos que señalar, en primer lugar, que BQFW ya no necesita de la muletilla de los artistas invitados para atraer público. La ciudad ha demostrado que tiene interés en la industria de la moda y que está preparada para que la eduquen al respecto, es por eso que nos parece que los cantantes en medio de las pasarelas, realmente sobran.

De la misma manera, no necesitan un desfile de ropa para perros (sí, leyeron bien, ropa para perros). Por muy pintoresco y gracioso que el público crea que es, un espectáculo de ese tipo le quita toda seriedad a un evento que quiere hacerse un nombre entre los espacios establecidos de moda en Colombia. En serio, basta con los perritos.

Y hablando de cosas que le quitan seriedad al evento, es imperativo hablar sobre las modelos: no están al nivel de los diseñadores. Es loable (?) que quieran hacer un concurso en el que premien a la mejor, pero así solo cuentan con jóvenes inexpertas, con cuerpos que no están a la altura y muchas fallas en pasarela. Tienen dos opciones: aumentan el presupuesto para las modelos o hacen una búsqueda mucho más exhaustiva y una selección más cuidadosa.

La última cosa que no necesitan: una pasarela de “famosos”. Al igual que con los cantantes, no son necesarios para atraer al público a ver los desfiles, así que bien pueden invertir ese dinero en mejores modelos.

Finalmente, un detalle que si no hubiera sido tan constante, no lo mencionaría: cadi cada vez que las modelos desfilaban mostrando accesorios y complementos, llevaban unos vestidos negros básicos de tela elástica SUMAMENTE CORTOS. Tanto, que las chicas se los tenían que estar bajando cada tres pasos. Se ve mal y distrae la atención de lo que en realidad debería estar viendo el público.

En general, la gran conclusión del evento de este año es que sí se puede mejorar, con trabajo y dedicación, pero que aún el camino es largo para consolidarse como un evento de moda de carácter nacional. Esperamos cada año ver avances y logros en una plataforma que busca mostrar el talento que abunda en esta región.


Por Melissa Zuleta Bandera.

Nos vemos una vez más en este recuento de lo bueno, lo malo y lo feo (muy feo) del Concurso Nacional de Belleza, que año tras año congrega a las mujeres más bellas del país (bueno, algunas) y a los diseñadores que creen que ser elegante significa andar desnuda por el escenario.

Fotos: El Universal y cortesía.

Esa es la gran conclusión de este año: siempre hay que mostrar más piel. No importa si a la niña casi se le ven sus partes, no importa si ponerse esos vestidos y nada es lo mismo, no, nada de eso importa, hay que MOSTRAR.


Ya se darán cuenta con algunos de los 15 vestidos de igual número de semifinalistas en este post.

Ahora sí, a lo que vinimos.

Antioquia

¿Ven lo que les digo? Eso es una malla transparente con unos cristalitos estratégicamente ubicados para que a la chica no la censuren en televisión nacional. Además, si el vestido fuera bello, uno hasta se tranza con la desnudez, pero ni eso. Esta fórmula, la más repetida durante los últimos años en el reinado, realmente no es bella y a veces raya en lo vulgar.

Atlántico

El corte de la falda fue una novedad, no porque sea lo más revolucionario del mundo, pero sí porque es poco común verla en este certamen. De malas para la Señorita Atlántico, otra concursante utilizó la misma fórmula pero le salió mucho mejor (tanto mejor que se llevó la corona…). Eso sí, lo bonito de la falda no compensa ese bustier contrahecho. Parece que no les alcanzó el tiempo para terminarlo de hacer. Ah, y manda a decir Jen que parecía un unicornio con ese color. Eso puede ser bueno o malo, dependiendo de qué tanto les gusten a ustedes los unicornios...

Bogotá

Zzz… Ay, perdón, me quedé dormida con ese vestido tan simple y ese color tan 'meh'. Lo más triste de la elección de la Señorita Bogotá es que el vestido no es feo, al contrario, tiene todo el potencial para ser un gran traje de certamen, pero escogió un colorsito pastel todo blando y aburrido que no hace nada por su tono de piel. Imagínense ese vestido en rojo intenso o verde esmeralda, cambiaría del cielo a la tierra.

Bucaramanga

Además de apegarse a la fórmula de “malla transparente con cristales que cubren sus partes”, este numerito no solo es aburrido sino que casi la mata. En el centro del abdomen tenía un par de varillas que la estaban APUÑALANDO. No sabemos cómo esa niña no empezó a sangrar en medio del desfile…

Buenaventura

Vestido de baño de croché con salida de baño de malla. Y como si eso no fuera poco, LE QUEDA ZANCÓN. ¿Y por qué le queda zancón? ¡POR LOS ZAPATOS DE ESTRIPTISERA! Bendito…

Cartagena

Volvemos a la “malla transparente con cristales que cubren sus partes”, pero en esteroides. Desde que vi este vestido por primera vez solo podía preguntar “¿Por qué, Señorita Cartagena, te empeñas en hacernos saber que NO LLEVAS ROPA INTERIOR?”. Lo peor es que es una lástima, porque los apliques eran bellísimos y brillaban como un sueño en el escenario.

Cesar

“Como yo nada más tengo ojos bonitos, me voy a poner un vestido bien normalito. ¡Ya sé! Un remedo barato del que usó Paulina Vega en Miss Universo. Ah, y que no falten los zapatos de estriptisera". Cabe destacar que aunque no se logra apreciar en la foto, Cesar realmente quería destacarse, así que se bronceó todo el cuerpo, MENOS LA CARA: estaba tan blanca que parecía maquillada con Harina Pan.

Chocó

¡Al fin! Los planetas se alienaron y la mujer más bella de ese certamen llevaba el vestido más hermoso. Es de los pocos que podría, en las circunstancias adecuadas, traducirse bien en la alfombra roja. No solo la tela es preciosa, sino que juega bellamente con su tono de piel. Y la mejor parte, ¡sus partes íntimas están bien cubiertas! ¡Aleluya!

Magdalena

Ella pensó que si las candidatas usaban plataformas de estriptisera y les iba bien en el reinado, ella iba a ir un paso allá y a ponerse de pies a cabeza como una bailarina exótica –pero de las que cobran caro, ojo–  vestida para los premios Óscar de su "sensual" industria. Eso es lo único que se me ocurre para explicar EL BRASIER DE CRISTALES y el AGUJERO EN SU ABDOMEN.

Meta

Con esa pinta de quinceañera barata me pasé todo su desfile cantando “Es mi niiiiiña boniiiiiitaaaaaa….”. Y como si fuera poco, ¡GRANNY PANTIES!

Quindío

Yo no sé qué me da más rabia: los vestidos que son feos hasta la médula, o los que podían ser bonitos y alguien dijo “ay pero ponle esto” y se los tiran. Este hace parte del segundo grupo. De cerca, la tela y el trabajo de la parte superior son muy bellos, y todo iba a salir bien si lo dejaban hasta el final, ¡PERO NO! Algún inteligente pensó que sería fantástico clavarle una transparencia en las piernas, que no le hace ningún favor y la hace ver como si el vestido se estuviera desintegrando.

San Andrés

¿Saben qué? No tengo nada malo que decir de este vestido. Resalta su figura, tiene la justa cantidad de brillo, el degradado está bien logrado y el color complementa su tono de piel. Aplausos, Señorita San Andrés, especialmente porque sobrevivió las tres horas que duró la velada sin desmayarse: el corsé estaba a punto de cortarle por completo la respiración.

Sucre

Con el dolor de mi alma me enteré de que esto fue hecho por Beatriz Camacho (la chica como que pensó que repetir diseñadora era todo lo que necesitaba para replicar la victoria de su antecesora). Y digo con dolor porque la cartagenera crea piezas hermosísimas, pero esto es una decepción. La transparencia debajo del busto no tiene ninguna gracia, los remedos de manga sobran, y para rematar, la cintura está tan apretada que le saca un rollito de grasa que estoy segura esa niña no tiene (desafortunadamente no se aprecia en esa imagen). O la muchachita se engordó con el estrés del concurso, o de entrada se lo hicieron demasiado ajustado.

Tolima

Tan cerca, estabas tan cerca, Tolima, de tener un vestido bonito. Nada especial, pero bonito. Pero no, como los 'crop tops' se resisten a morir, le metieron una transparencia en el torso que primero, no le hace ningún favor, y segundo, corta la bonita línea que el vestido pudo haber tenido. ¡¿Cuál es la obsesión de los diseñadores de reinados con las transparencias?!

Valle

A falta de un vestido que suene “frú-frú-frú” cuando la reina camina, o uno que parezca un trapero con cristales, a la pobre Señorita Valle le tocó entrar al grupo de los vestidos más feitos de este año por su absoluta falta de sentido. Me he quedado largo tiempo viendo esas líneas y todavía no les encuentro como la gracia, y definitivamente no ayuda ese color rosa aburrido que la hace ver de fondo entero.

Aunque este año tuvimos más semifinalistas que de costumbre, es justo y necesario un último vistazo a dos que ya se ganaron la corona.

Ariadna Gutiérrez

De nuevo de la mano de Beatriz Camacho, esto es un atuendo que esperaríamos de la actual reina de los colombianos, que se lleva muy bien con la diseñadora. No le encuentro mucha gracia a las mangas/hombreras, pero el trabajo de detalles en el resto del vestido es verdaderamente bello.

Paulina Vega

¡¿La mujer más bella de universo y le ponen el único vestido que no le favorece?! Por favor. Claramente el que le escogió ese numerito le tiene envidia hasta la médula. El cuello le acorta su larga silueta y de perfil se le hacía una barriga que todos sabemos que ella NO TIENE.


Esta, en cambio, es la Paulina que todos conocemos y amamos. Líneas simples, un corte interesante, un color que complementa su piel, nada de transparencias innecesarias. Sin tanta cosa se ve mejor que todas las otras reinas esa noche, lástima que no encontramos una mejor foto para apreciarla en su totalidad..

¿Qué les pareció el recuento? ¿Están de acuerdo, en desacuerdo? Digan todo lo que quieran en los comentarios y nos vemos en redes sociales: Instagram, Facebook y Twitter.