¡Atención fashionistas! Desde este jueves 25 de octubre estarán disponibles, por tiempo limitado, las colecciones de cinco renombrados diseñadores colombianos en las tiendas Falabella de Barranquilla, Bogotá (Unicentro, Titán y Santafé) y Medellín (Santafé).

Camilo Álvarez, María Luisa Ortiz Red Label, Isabel Henao, Renata Lozano y Mercedes Salazar crearon colecciones cápsula especialmente para la tienda por departamentos como parte de la iniciativa Colombia Diseña, de Falabella e Inexmoda.

Esta es la oportunidad perfecta para que podamos posar nuestras manos sobre prendas de diseñador a precios asequibles, o como dice Falabella, democráticos: oscilarán entre 49.900 y 249.900 pesos.

Según Falabella, “las colecciones combinarán detalles, colores, telas y diseños más representativos de cada uno (de los diseñadores) para ofrecer a la mujer colombiana la oportunidad de sentir y vivir las tendencias que mueven la moda a nivel nacional e internacional”.

Estas son algunas de las piezas que estarán disponibles:







Ahí tienen la información. Now shop ‘till you drop!

La semana pasada, antes de la presentación de su pasarela en el Cali Exposhow, la diseñadora barranquillera Judy Hazbún invitó a un pequeño grupo de periodistas a su taller para que conociéramos algunas prendas que estarían su nueva colección Luces de negro.
Fotos Josefina Villarreal (El Heraldo) 
y Cámara Lúcida (las del desfile)

Antes de comenzar a hablar de las prendas como tal, debo contarles que estar allí fue toda una experiencia conceptual. Lo que parecía ser un tranquilo brunch se transformó en un divertido juego cuando el equipo de la diseñadora nos vendó los ojos y nos guió hasta un cuarto oscuro solamente provistos de una linterna de mano. 

Estando allí pudimos quitarnos las vendas y descubrir ‘la luz’ usando nuestros propios medios. Sin duda, una dinámica bastante particular y que le dio un toque diferente al evento. 


En lo que respecta a las prendas, todas bautizadas con nombre de estrella, hubo cosas que me gustaron mucho como el trabajo manual y los colores, propios de la noche y de la temporada de fin de año. 

Detalles. 

La idea de Luces de negro, según contó la propia Judy, fue crear una colección “para celebrar, donde cada mujer encuentre su estrella y brille como una. Lo que hago es escuchar las demandas de la mujer y me baso en eso para que cada una desde la noche, que es negra, pueda ver la luz y hacer que cada una se identifique con su vestido”.

Negro, dorado, plateado, verde bosque y morado fueron los ejes de la colección que tiene al primer tono como base. Para Judy el negro es “ la unión y la ausencia y de ahí vamos sacando la luz”.


Dos cosas muy importantes hay que resaltar de esta presentación. La primera, el manejo conceptual que se le dio, porque se dejó claro que la muestra de una colección (en pasarela o a los medios) no es solo mostrarles la ropa para que hagan fotos, sino que hay que dejárselas sentir para que puedan comunicarle eso al público. 
Este enterizo es una pieza complicada, pero se robó mi corazón. 
Tal vez por el color y el hecho de que últimamente soy fan de esta prenda

Lo segundo, la continuidad que maneja la diseñadora. Judy maneja su línea de celebración y una línea de ropa ready to wear a costos moderados con Almacenes Éxito, y estos tienen puntos de unión pese a ser proyectos distintos. El centro de la idea es la funcionalidad de las prendas, porque ella afirma que “el valor de una prenda no está en lo que pagues por ella, sino en el uso que puedas darle”. 

De Luces de negro, 15 de las 25 piezas presentadas permiten jugar con las partes y cambiarse de forma. Muy buen punto para Judy. 

Para finalizar, les dejo algunas de las fotos de cómo se vio la pasarela en el Cali Exposhow. En mi opinión el styling fue desacertado, las modelos se veían mayores y pienso que esa no era la intención.









Por Jeniffer Varela R.

Hace más de 30 años, Nohora Loza, una ingeniera industrial bumanguesa, aprendió las técnicas más importantes y lujosas de la marroquinería de mano de empresarios italianos. Al pensar en independizarse, utilizó todos estos conocimientos (enseñados por verdaderos maestros en el oficio) para fundar su propia marca, pensada para convertirse en sinónimo de lujo colombiano. Así nació Nora Lozza.

Bolsos Heráldica, íconos de Nora Lozza.

 A la marca, conocida antes como First Class, la conocí hace poco más de un año a través de mis blogueras nacionales favoritas y de inmediato admiré su delicado trabajo  y sus intrincados detalles. Hace un par de semanas, fui una de las afortunadas invitadas a Bucaramanga para conocer más de cerca la compañía, en el marco de la pasarela ‘Bucaramanga, corazón de la moda’.

El regalo de la Agencia Elemento, que maneja
 las RR.PP de la marca. ¡Gracias!

 En la jornada tuvimos un ameno almuerzo con Nohora y su hija Catalina, quien desde hace tres años se encarga de la dirección creativa de la marca, y en donde nos contaron la historia de su empresa, el trabajo social que realizan y sus proyecciones para el futuro. Hasta el día de hoy han apoyado a casi todos los empleados de su fábrica a mejorar sus condiciones de vivienda y se plantean una remodelación de su imagen (incluidos sus locales) para el próximo año.

De izquierda a derecha: Tatiana Moreno, Catherine Villota, Juan Diego 
Perdomo, Catalina Marín, Nohora Lozza, Jen y Pilar Bolívar. 

Nohora y su hija Catalina, ¡dos mujeres adorables y talentosas!

 La idea de Nora Lozza es llegar a ser sinónimo de lujo nacional. Nohora cree que así como la gente se enorgullece de tener un bolso de gran firma internacional puede estarlo con uno de su marca, pues está trabajado con grandes estándares de calidad. “Es posible llegar a ser en Colombia y Latinoamérica lo que significa Louis Vuitton para los europeos, por ejemplo”.

Antes de llegar al desfile (en el que también estuvieron Vásquez & García y Silvia Alfonzo) hicimos una visita muy especial al sitio donde ocurre la magia, donde todo empieza.


  



Allí pudimos ver el proceso manual que lleva cada pieza, desde bolsos hasta monederos pasando por estuches para el iPad, billeteras etc. El cuero presente en todo. Naturales, tratados con tinturas o placas metálicas, todos al alcance de nuestras manos. Parecíamos niños en una dulcería.





Las empleadas de la fábrica y el amor que profesan por su trabajo y la marca son de admirar. Definitivamente, lujo artesano hecho con amor. Hablan de la empresa como suya, porque así lo sienten. Y eso se refleja, sin duda, en el producto final.

Luego de la visita a la fábrica fuimos al hotel a cambiarnos para la pasarela de Bucaramanga, corazón de la moda. El desfile inició con una pasarela de los chicos de Vasquez y García en el que me enamoré de muchas piezas. Pese a que faltó un poco más de cohesión a la colección se aprecia el talento de este par de muchachos. Con Silvia Alfonzo el enamoramiento fue menor, pero hay varias piezas muy agradables dentro de lo que presentó y es notable el trabajo con los estampados.

Piezas de Silvia Alfonzo.

Piezas presentadas por Vásquez y García.
 ¡Necesito el pantalón azul para vivir!

En cuanto a Nora Lozza, ¿qué les puedo decir? Que Tati Moreno y yo queríamos saltar a la pasarela ¡a llevarnos todo!

La colección ‘Dualidad violeta’ muestra una marca que se reinventa sin dejar a un lado los elementos que le han dado éxito. Está inspirada, como nos contó Catalina, en los colores del atardecer, que pueden ser distintos dependiendo de por dónde se los mire. Por esa razón aquí vemos tonos metálicos que cambian con la luz, mucho dorado, azul y naranja, colores clásicos del otoño.




La colección estará disponible desde noviembre en las tiendas e incluye también una reinvención de varias de sus piezas más conocidas, como el Heráldica que vendrá con troquelados y ¡taches!


Ixel Moda fue la oportunidad perfecta para ver algo que nos encanta: gente bien vestida.


Aquí les dejamos fotos de algunos de los asistentes (al congreso, a las pasarelas y a los Premios Infashion) que nos encantaron por su buen gusto y estilo personal.

Angélica Gallón

Esta chica logró mezclar armoniosamente varias tendencias: encaje, colores fuertes e incluso trenzas.

Tatiana Moreno en el coctel de SP Pro con vestido de Darío Cárdenas.

Angélica otra vez y Catherine Villota luciendo maxifaldas.


El diseñador Juan Pablo Socarrás.

Amamos todo lo que ella llevaba puesto. Especialmente los shorts de Faride Ramos, ¡tiene detalles de hormigas!


Catherine Daza. Es muy difícil no verse espectacular en este vestido de
 Francesca Miranda de la colección Continúa.

Erika Rohenes también, regia en Francesca Miranda.

El vestido de Adriana Gómez solo puede ser descrito como un showstopper.

Ana María Trespalacios y Tatiana Robles.


Algunas de nuestras blogueras preferidas: Tatiana Moreno, vestida de Andrés Pajón , Diana Sandoval, Ita María y Ana Buendía, todas de Darío Cárdenas.

Andrés Pajón y Felipe Cartagena. Una palabra: personalidad.

Goyo, una de nuestras favoritas, en Darío Cárdenas.

Uno de los vestidos más interesantes de la noche. Kika Vargas, con un diseño suyo.

El estilo de Ixel Moda

by on 10:08 p. m.
Ixel Moda fue la oportunidad perfecta para ver algo que nos encanta: gente bien vestida. Aquí les dejamos fotos de algunos de los asist...
Por Jeniffer Varela R.

En sus telas estampadas con la dupla infalible de blanco y negro, Francesca Miranda plasmó las historias, sentimientos y vivencias que 15 etnias indígenas contaban a través de sus grafías. Así mostró Continúa, su nueva colección en el marco de Ixel Moda 2012 y que, desafortunadamente, estuvo pasada por agua.

Fotos: Cortesía
(recuerden hacer clic en las imágenes para verlas de mayor tamaño)

Sus acostumbrados pantalones al tobillo y vestidos fueron parte vital del desfile. Estos se complementaron con pantalones de corte más ancho y talle alto, vestidos de noche y camisas de diferentes cortes.



La línea conductora la llevaron sin duda los estampados en las telas, cargados de identidad indígena e historia. El toque que diferenció la coherencia absoluta de estas fueron los detalles en texturas y colores como el púrpura, verde esmeralda, amarillo y rojo.



Fue también muy importante y vanguardista la mezcla de diferentes figuras en los estampados, creando contraste entre ellos y dándonos una perspectiva visual interesante.


 Las siluetas fueron, en su mayoría, fieles al estilo de la diseñadora adoptada por Barranquilla hace tantos años: fluidas, femeninas y sueltas. No obstante hubo un par de prendas con más estructura que sorprendieron.


Este fue uno de mis looks favoritos, por la fuerza que tiene. 

Para admirar también el trabajo de los sobres, llevado a cabo por artesanos. El toque manual correcto sin ser llegar a ser obvio ni verse ‘menos’ que la ropa.



Detalle del maquillaje y los zapatos. La pasarela tuvo 
identidad en todas partes. 

Como críticas constructivas se deben anotar dos cosas: la primera, el desfile se sintió largo por momentos, se ha podido realizar algo más corto y editado. La segunda (y por la que todos sufrimos) la mala previsión del sitio donde se realizó el evento, que nos hizo salir corriendo con el aguacero. Aun así ¡aplausos para Francesca por mostrar una colección coherente, con sentido e identidad y además salir en medio de la lluvia a terminarlo!
Cuando comenzó a llover, las modelos 
siguieron desfilando sin parar. 

Aún así, la diseñadora salió a recibir los 
aplausos, que se multiplicaron en ese momento.