Señorita Colombia 2013: la historia del trapero con cristales

Por Melissa Zuleta Bandera

Ay, cómo amo a las reinas de mi país, hacen mi vida mucho más entretenida. Me permiten escribir posts como estos para rajar indiscriminadamente de criticar sus vestidos.

Fotos: Josefina Villarreal para El Heraldo.

Después del poco material que tuvimos en Miss Universo, yo sabía que “las más bellas de Colombia” no nos iban a decepcionar.

Este año les traemos de nuevo a las diez semifinalistas y a dos comodines que no podían quedarse por fuera.

Antioquia

A ella le dijeron que era demasiado voluptuosa para ser Señorita Colombia y dijo “¡me vale huevo, voy a mostrar puchecas!”. Y no le salió del todo mal la jugada (quedó entre las cinco). En general es un buen vestido, pero eso sí, se pasó de transparencia en la falda.

Arauca

Típico vestido de reinado, no se diga más. Es tan…meh.

Atlántico

No es porque sea de mi ciudad y hayamos dicho desde siempre que iba a ganar (en serio no es por eso…en serio), pero fue de los mejores vestidos de la noche. ¿La pondríamos de mejor vestida en una alfombra roja? Probablemente no, pero ya les explicamos que ese universo y el de los concursos de belleza son dos cosas completamente distintas y lo que funciona en uno lo más probable es que no funcione en el otro. Brillo y escote que no podían faltar. Solo dos quejas: la falda era muy angosta abajo y la hacía caminar chistoso, además de que los zapatos de plataforma eran demasiado (aunque por fortuna no se vieron).

Cartagena

Otro típico vestido de reinado (de esos hubo muchos, por mi madre que la mayoría tuvieron que ser de Alfredo Barraza). Y por lo tanto no está mal. Se agradece el color nude que ayuda a que se vea un poco más elegante pero las plumas se lo tiraron. Además, como que se les acabó el material porque le quedaba zancón e incompleto. Pudieron ponerle zapatos más bajitos y no esas plataformas infernales para que no se notara pero nooooooo, primero muerta…

Cauca

Lindo no era, pero pudo ser peor, aunque mi sabia madre me hizo caer en cuenta de algo: tenía las pantorrillas flaquiiiitas, y justo ahí era la transparencia, como diciendo: “vamos a taparme toda pero dejemos que se vea mi peor atributo”.

Magdalena

Ella tenía el propio Frankendress: dos vestidos completamente diferentes cosidos en uno. Lo de arriba no tenía nada que ver con lo de abajo y ese híbrido terminó pareciendo el típico atuendo para la mamá de la novia. Vamos, imagínense a su tía la rellenita con ese vestido en el matrimonio de la primogénita.

Quindío

Casi igualito al de Cartagena, solo que peor por el hecho de que CASI SE LE VE LO QUE ES. Lástima porque el bordado era muy bonito. Y lástima que el que la maquilló la odiaba: tenía una sombra dorada de prepago que daba era miedo.

Risaralda

Amé el color con todas las fuerzas de mi corazón. Y ya. Era otro vestido de baño con pareo (que movió y movió como si no hubiera un mañana).Tienen que entender que esa gracia solo le quedó bien a Taliana Vargas.

San Andrés

A muchos no les gustó y dijeron que el collar era un esperpento, peeeeero, ¡en realidad el collar es un espectáculo! ¡Mírenlo, es hermoso! ¡Y la hace ver como una diosa de ébano! Lo que pasa es que el vestido, tras de feo y transparente, no le pegaba pero en absoluto. Qué lástima, en verdad. Le hubiera ido mejor si sale encuera y solo con el collar.

Valle

Bitch stole my look!” gritó Miss Filipinas desde por allá lejos cuando vio a la Señorita Valle. Nadie lo ha confirmado pero estamos 99% seguras que es de Alfredo Barraza, que también hizo el de la filipina. Es que por Dios, son igualitos, solo cambia el color y que este no tiene pepitas brillantes porque no alcanzó el presupuesto. Pero dejando eso a un lado, es un muuuuy buen vestido. Si el rojo fuera más intenso, aún mejor.

Y, como lo estaban esperando, los comodines: probablemente los vestidos más feos que el Concurso Nacional de Belleza ha visto en años.

Bolívar

Como ella sabía que era la más fea del reinado, pensó que era justo usar el vestido más feo también. Al menos la recordarían. Esa abertura del demonio deberían abolirla, y la tela se ve BARATA, de esas que suenan “frú, frú, frú” cuando uno camina. Como dijo alguien en Twitter: “puede ir al baño sin subirse la falda”. Tan útil…

Chocó

No sé ni cómo empezar a describir esto. Es como una desafortunada mezcla entre traje ceremonial de tribu olvidada, un contrabando de Swarovski y ese trapero giratorio que venden por televisión. En serio, ¿qué desalmado odia tanto a esa niña para decirle que se ve regia con ese vestido y que debe ponérselo para la noche más importante de su vida en donde la van a ver millones de colombianos? Pero más importante aún, ¡¿QUÉ ACASO ELLA NO TIENE UN ESPEJO, POR EL AMOR DE DIOS?!

Habiendo dicho eso, es SU turno de hablar de estos vestidos. No olviden seguirnos en Twitter y Facebook. Y adelante, a rajar se dijo: sabemos que les gusta tanto como a nosotras.

6 comentarios:

  1. Absoluta y totalmente de acuerdo con todo, me preocupa seriamente como es que preparan reinas en Colombia y las de aquí salen tan embolatadas #YoNoMeExplico

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que hace muchos años no veo un reinado, y con este artículo puedo ver que no hay evolución en el vestuario. En la elección de los peores vestidos hicieron un acierto total. El de la señorita Bolívar parece la mala copia de un oscar de la renta, -en la parte de abajo y en el color amarillo- y el otro, el de la señorita Cartagena con las plumas, terminó desformando una linda idea que dejó de brillar, con materiales lindos y elegantes, como las plumas y que al mismo tiempo dan la sensación que le falto platica para la compra de más material. Sobre el vestido de la Srta San Andrés y el accesorio, el uno no pasa con el otro, el azul me recuerda a los maxi-collares que hemos visto en algunas pasadas colecciones de Paris, pero que para esa ocasión fueron mezclados en dos tonos: el rojo y el azul, de manera que se veian sensacionales, resaltando el look. Pero cuando observo el atuendo en conjunto, no hay una conexión entre los accesorios y el vestido, y esto genera decepción. Considero que falta más acesoria, y es extraño considerando que en el país hay un auge de asesoras en estilo que saben cómo y por dónde es la cosa y que cuentan con mucha experiencia... tal vez sea el momento para meditar al respecto, pues esta plataforma es muy interesante para mostrar talento, diseño y por ende derrochar en creatividad. Me gustó mucho el artículo chicas! me hicieron reír con algunas expresiones y me pusieron al día en el caso: Reinas!
    xxx desde Alemania

    ResponderEliminar
  3. Solo dire 3 cosas:
    1- el de la señorita Magdalena es la copia más barata de Elie Saab que he visto en mi vida.
    2- No se si ve más vieja Valle o el vestido, por la cantidad de arrugas que tiene.
    3- O SEA, CHOCÓ QUE? que adefesio.


    BONUS: maldita raja infernal. Todo es culpa de (uds saben)...

    ResponderEliminar
  4. Estos comentarios me alegraron el día!! jajajaja

    ResponderEliminar
  5. muchos de los vesstidos no son feos ¡¡¡¡¡ LAS FEAS ERA ELLAS!!!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  6. la srta atlco. todos los anios es y tiene que ser la mejor y ganar o sino se enojan los barranquilleros no importa que hagamos el oso en ,iss universo, al fin el q gana es el emplumado raymundo con su negocio de coronas .

    ResponderEliminar