Darkness to light: Olivier Theyskens' fashion retrospective

/ 9:21 a. m.
By Melissa Zuleta Bandera.

The Olivier Theyskens – She walks in beauty exhibition debuted in October of 2017 in Antwerp’s Mode Museum with the intention of travelling through the successful career of the Brussel-born designer. The purpose of the exhibition aligns with that of MoMu: to exalt the work of Belgian fashion creators, to witness and demonstrate the legacy they are leaving on international fashion.
By Melissa Zuleta Bandera.

The Olivier Theyskens – She walks in beauty exhibition debuted in October of 2017 in Antwerp’s Mode Museum with the intention of travelling through the successful career of the Brussel-born designer. The purpose of the exhibition aligns with that of MoMu: to exalt the work of Belgian fashion creators, to witness and demonstrate the legacy they are leaving on international fashion.
Continue Reading
Por Jen
Fotos: Vogue Runway and Instagram
Sí, sí... ya sé. En Colombia no tenemos estaciones. Pero recuerden que ahora estamos en otras latitudes y que puedo hablar por las dos cuando digo que ¡no podemos esperar a que llegue la primavera! Han sido casi cuatro meses de frío, frío, y más frío, además de abrigos de invierno pesados y botas que no se ven tan bonitas. Y ya está bueno, en serio.
Por Jen


Hace ya un mes se acabó la Semana de la Moda en Nueva York y todavía no hemos podido compartirles mucho de lo que vivimos aquí (les traemos algo bien bueno al final de esta semana, distinto a lo que siempre hacemos). Pero este es el post para empezar a contarles algunas cosas interesantes a las que les echamos el ojo.

¿Se acuerdan del post anterior, en el que conté mi experiencia? En esa ocasión les mencioné que una de las cosas más atractivas de la semana de la moda es que es asumida como un evento en el que se involucra toda la ciudad y en el que se pueden encontrar muchos eventos alternos que están conectados con el espíritu de la moda y que le dan espacio a diseñadores independientes y talentosos. Así fue como me enteré del Epson Digital Couture Project, una iniciativa que reúne a diseñadores de varios países de Latinoamérica y los anima a explorar diferentes técnicas de estampación y creación.

Trabajo de Ana Guilfo, de Perú.

La idea de este proyecto es reunir a distintos diseñadores que trabajen con textiles creados a través de la tecnología de sublimación de tinta de Epson. La sublimación es una técnica que imprime color a superficies con la más alta calidad, y la compañía ha desarrollado varias impresoras que realizan el proceso sobre textiles, convirtiéndolas en una gran herramienta para crear. En esta ocasión, cada diseñador tuvo la oportunidad de crear sus propios estampados en telas que transmitieran su propio estilo y que asombraran a la prensa en Nueva York.

Un par de días antes del inicio de la Semana de la Moda, Epson reunió a periodistas y expertos para un evento que contó con un panel de expertos (entre ellos Anna Fusoni, Anthony Cenname, vicepresidente y editor de Wall Street Journal Magazine y Aliza Licht, jefe de marketing y comunicaciones EVP para Alice + Olivia y que dicho sea de paso me dejó bastante decepcionada sobre sus 'conocimientos')que hablaron sobre el futuro de la industria y mencionaron los beneficios de este tipo de tecnología, no solo para el desarrollo creativo de una marca, sino para el medio ambiente. Y el tema sostenible me quedó sonando, así que le pregunté al cerebro del proyecto, Alejandro Órdoñez, cómo una impresora puede ayudar a un proyecto de moda a ser sostenible.


"En la moda hay mucho desperdicio, cuando haces textiles pierdes mucho. Con la sublimación puedes hacer algunas cosas, como usar telas con materiales reciclados en cierto porcentaje, y lo más importante es que a la hora de hora de imprimir, imprimes lo que quieras o lo que vayas a usar. No tienes que desperdiciar nada. Y lo más importante es que Epson como compañía piensa en su impacto en el ambiente. Cuando haces el textil directamente, hay mucho derrame de agua. Lo que se ha tratado aquí es que en su diseño de impresoras la utilización de agua sea mínima". Ahí lo tienen: impresión y sostenibilidad. Y sí, es posible hacer este tipo de pequeños avances para que un día se logre un gran cambio.

Diseños de Eduardo Figueroa, de Guatemala.
Cuando se habla de innovación normalmente se pasa por alto el tema de la estética, y eso también pasa cuando se habla de sostenibilidad. Pero después del panel, me quedó claro que ambas cosas pueden ir de la mano.

Epson invitó a diseñadores de Brasil, México, Paraguay, Perú, Ecuador, Estados Unidos y también Colombia para que crearan una colección inspirada en su cultura, según me contó Lina Cantillo, la seleccionada por Colombia. En su colección cápsula, que tenía su sello de impecable sastrería masculina, Lina mostró estampados que le recordaban los cielos mágico de Villa de Leyva. "Siempre me inspiro en temas muy masculinos, y esta vez hice el enlace con los ponchos, las ruanas y todos los objetos de la cultura boyancense". El resultado fue una serie de trajes con estampados en azules y verdes, muy sicodélicos y modernos, justo para el tipo de hombre que viste Lina.

La propuesta de Lina Cantillo.


Cuando hablamos en el evento, Alejandro me dijo que "la creatividad no tiene código postal en Latioamérica". Y mirando el resultado de la convocatoria de Epson, puedo decir que tiene toda la razón. Lo que más me gustó de las propuestas (en especial la de Ana Guilfo, de Perú, fue la gran utilización del color en la colecciones de todos los diseñadores, sin importar la temática.

Hubo vestidos, trajes para hombre, un par de ideas bastante 'dark' y hasta un vestido inspirado en la masiposa monarca, diseñado por Emilio Mata, de México, que me recordó lo importante que es que los diseñadores exploren su identidad más allá de lo trivial (es como si un diseñador colombiano no hiciera sino vestidos sobre el sombrero vueltiao: para los demás es muy exótico, para nosotros es más de lo mismo); pero en general fue una gran muestra de creatividad. Vale la pena explorar más el trabajo de todos estos diseñadores, y si ustedes están interesados en saber más sobre ellos, o en los productos para 'hacer' sus propias telas, les recomiendo echarles ojo aquí.
By Meli.

With all eyes on the possibility of a solidarity dress code on the last red carpet of the season, expectations were higher than normal. At the end, the actresses showed their sympathy towards different causes in other ways (pins, especially) and the range of options was as broad as usual.


Por Meli.

Con todos los ojos puestos sobre la posibilidad de un código de vestuario solidario en la última alfombra roja de la temporada, la expectativa era aún mayor de lo normal. Finalmente, las actrices demostraron su simpatía hacia diversas causas de otras maneras (pines, sobre todo) y el abanico de opciones para lucir fue tan amplio como siempre.


Por Meli. 

Para nosotras, las semanas previas a la entrega de los Premios de la Academia es como jugar a las muñecas: nos dedicamos a escoger (cual estilistas de celebridades) los vestidos que nos gustaría que llevaran para alfombra roja más importante de la temporada.
Por Jen 

Fotos: Not So Blonde Blog, Cata Pérez Cadavid y Aqeel Toberia

Uno de los sueños de una persona que se dedique a la moda desde cualquiera de sus esferas (modelo, diseñador, fotógrafo, periodista, etc) es experimentar ese mundo fabuloso que se enmarca en las semanas de la moda más importantes del mundo: Nueva York, París, Milán, y Londres. No necesariamente en ese orden, pero ustedes entienden. El caso es que, como saben, Meli y yo estamos desde hace varios meses en dos de esas ciudades: Nueva York y París, y algo que no saben es que una de las cosas que más nos emocionada de vivir aquí era la posibilidad de estar cerca de ese mundo que uno ve como soñado, en la pantalla del televisor y en las revistas (y ahora en otras pantallas) como el epítome del glamur, la belleza y el estilo.


Llegué a Nueva York en septiembre de 2017, apenas un par de semanas antes de que comenzara la semana de la moda y entre organizarme en la universidad, mudarme, las lecturas y demás, no tuve tiempo de ponerme a pensar en desfiles y mucho menos en cómo entrar a ellos. Sin embargo, para esta temporada hubo un poquito más de tiempo y preparación, y tuve la fortuna de asistir a algunos desfiles y otros eventos alternos que me dejaron un par de cosas para contares, además de la sensación de que, guardando las proporciones, no estamos tan lejos en materia de diseño de las 'grandes' semanas de la moda. Aquí están mis conclusiones, muy subjetivas sobre mi primera vez en NYFW, además de unas fotos de street style buenisimas tomadas por mi amiga Cata Pérez.

1. ¿Acreditación? ¿Qué es eso? En NYFW puedes acreditarte como periodista, ni más faltaba. Pero a menos que seas Vanessa Friedman del New York Times, eso no garantiza entrada a todos los desfiles. Aquí la acreditación es puro adorno porque lo que realmente hay que hacer es contactar a las marcas para que te dejen tener una invitación a los desfiles. Es un trabajo complicado que algunas personas que ni tienen facilidad de entrar (como los bloggers) comienzan con semanas de anticipación. Al principio me pareció un poco raro, pero cuando uno comprende la magnitud del evento (se estima que en 2016 los asistentes a los shows fueron más de 125 mil, incluyendo desfiles alternos y otros eventos) es comprensible que la potestad de quiénes entran queden sobre las marcas. Y olvídense de conseguir entrada a última hora, si no estás en la lista, pues no entras. 



2. Menos es más, también por estos lados. Seguramente recuerdan esas imágenes de muchachas superglamurosas entrando a los desfiles con abrigo en los hombros (qué risa porque yo fui así), tacones altísimos, gafas de sol y un bolsito diminuto entrando a los desfiles. Claro, así entran varias, pero MUY POQUITAS. Aquí igual que en Colombia, hay una clara distinción entre la gente que viene de paseo (o a que le tomen la foto) y los que vienen a trabajar. A los primeros los verás super producidos bajándose del Uber (este año el patrocinador del transporte fue Lexus, por ejemplo) y posando para la cabina de E!, mientras que a los segundos los verás con un bolso gigante, tomando notas en vez de fotos y mirando la ropa de verdad. Por eso es que, igual que sucede en eventos como Colombiamoda o Bogotá Fashion Week, la comodidad es prioridad. Claro, hay que estar estilosos porque es norma, pero para unos termina siendo más importante que para otros, igual que allá. 

Aquí también es importante
un bolso grande para todo el día


3. Muchas alternativas. Los desfiles oficiales de la semana de la moda (no solo en Nueva York, sino en muchas ciudades) están agrupados en un solo calendario oficial, en este caso el del CFDA. Sin embargo, en Nueva York la semana de la moda es un evento de ciudad, algo que siempre he pensado debe ser ejemplo a seguir. Como los diseñadores aprovechan para presentar sus propuestas de forma paralela para capturar al público que llega a la ciudad y no alcanzó entrada para el desfile de Michael Kors, se satisface mucho más un nicho que tiene mucha demanda. Personalmente pude asistir a un evento llamado Style Fashion Week, que reúne a creadores independientes en una feria mucho más pequeña pero con todo el glamur y talento del caso.
 
Esto fue en Style Fashion Week, un evento muy pero muy interesante.
Creaciones en el Epson Digital Couture Project
También, en ese marco, Epson realizó su habitual Digital Project Couture para mostrar las propuestas de los diseñadores latinos que innovan en materia de textiles e impresión (sobre esto les contaremos más adelante), con un panel que estuvo muy interesante y que, aunque era por invitación, tuvo buena acogida de estudiantes y otro público que generalmente no tiene acceso a estas vitrinas. Y si quieren fiesta, en toda la ciudad hay after parties de Fashion Week, promociones en los restaurantes y mucho más. Un evento de ciudad. 

4. El estilo reina. Sea que vayan cómodas o con tacones imposibles (no fue mi caso porque me muevo en metro y los pies no me daban), siempre puedes contar con que la entrada de un desfile es el lugar más chic que te vas a encontrar en tu vida. Por supuesto, están esas mujeres tocadas por Dior que hacen de unos jeans y un statement coat todo un look digno de revista, y los que se pusieron todo el clóset encima pero que de alguna manera se ven bien. Aquí hay de todo, y lo mejor es que no sientes las miradas incómodas que puedes experimentar en otros lugares por atreverte a usar algo diferente. Todo lo contrario, la gente te halaga cuando llevas algo que les gusta. A mi me piropearon mucho mi collar de Paprika Pepper Me, porque moda colombiana hasta la muerte. 

¿Ven lo que les digo? Más sencilla y más chic, imposible.


5. Todo por la foto. Una de las cosas que hablábamos con Melissa y que más llamó mi atención fue la posibilidad de asistir a una semana de la moda como validación de trabajo bien hecho, como todo un logro. ¿Y cómo logramos eso en nuestros días? Con una foto, por supuesto. La cantidad de personas tomándose fotos a las afueras de Spring Studios y en las demás locaciones es verdaderamente impresionante. Pero más impresionante es el hecho de una gran mayoría ni siquiera tiene entrada a los desfiles, sino que asisten con su mejor look a ver si alguien se interesa en ellos y les toma la foto. ¿Y por qué? Pues porque así como hay decenas de personas buscando que les tomen foto, hay muchos fotógrafos esperando tomar esa foto. Yo me encontré con dos, que me salvaron porque mi amiga ya se había ido y terminé con algunas de las mejores imágenes que me han tomado jamás. 

Es en serio que estoy enamorada de estas fotos. 

Top y Pantalón: Arkiteckt
Collar: Paprika Pepper Me
Trench: Basement, de Falabella
Sabemos que extrañan nuestra reseña, pero esperen un poquito porque vamos a hacer algo más grande apenas se termine todo el mes y hayamos visto todas las pasarelas. También se viene el Fantasy Red Carpet y los Óscar, y muchas más cosas mientras nos quedamos sin dormir entre Parsons y el blog. Gracias por leer. 
Por Jen 
Fotos: The New York Times, The Cut y FX
Desde que comenzó la producción de la segunda temporada de American Crime Story, titulada 'The Assassination of Gianni Versace' (El asesinato de Gianni Versace) la polémica ha estado servida. La familia Versace aseguró desde un primer momento que no se vincularía al proyecto ni colaboraría con el desarrollo de la serie, y por lo tanto debería considerarse un trabajo de ficción.

Por Meli.

Usualmente relacionamos la idea de Alta Costura con vestidos de noche voluminosos y muy elaborados, pero la realidad es que no todas las casas de moda presentan colecciones así. El alma de la Alta Costura es su confección a la medida con técnicas y acabados de los más talentosos costureros y artesanos de París.
Por eso en esta selección de lo que más nos gustó de las colecciones Primavera/Verano 2018 (presentadas en febrero), quisimos mostrarles que este arte de más de 100 años está presente en piezas tan "cotidianas" como un pantalón y un blazer.