By Meli.
When we say that there was a little bit of everything, we mean it: there was glamour, volume, princesses, prints, glitter, disasters, and dissapointments. But that's just how we like it because then we can have choices to fill out lists.


Por Meli.
Cuando decimos que hubo un poco de todo, es en serio: de glamour, de volumen, de princesas, de estampados, de brillo, de desastres y de sorpresas. Pero así nos gustan, porque hay de dónde escoger para llenar nuestras tres listas.

Por Jen

Fotos E! News

El inicio de la temporada de alfombras rojas fue... decente, por decir lo menos. Nuestras actrices favoritas estuvieron un poco decepcionantes, pero al mismo tiempo nos sorprendieron algunas que no teníamos en nuestro radar, y hubo apariciones de esas bellezas de siempre que simplemente se ven perfectas. En general, fue una combinación soportable y una mezcla interesante.

Como siempre, por supuesto, hubo muchas tendencias. El rosa y los tonos piel estuvieron a la orden del día junto con encajes y las estrellas de la noche, las mangas voluminosas. A diferencia de las mangas globo que se vieron en  2015 con los hombros descubiertos (hola, Johanna Ortiz) estas mangas recuerdan un poco a los vestidos victorianos en los que las mangas globo partían desde los hombros creando una silueta bastante más grande de la que estamos acostumbradas a ver. Hubo, como siempre, quienes las llevaron bien y otras que fallaron miserablemente. ¡Comencemos!

Mejor vestidas

Joey King en Iris van Herpen Alta Costura




No todos los días se ve un Iris en la alfombra sencillamente porque los diseños de la holandesa no son para todo el mundo. No siguen las siluetas apretadas que les gustan a la mayoría, y son muy difíciles de llevar porque cada uno sigue un concepto diferente y exige compromiso. Solo por eso, nos encanta que Joey King haya elegido una pieza de la colección Hypnosis (Haute Couture 2020) para su primer look de alfombra roja del año. Con eso ya tenía la mitad asegurada, y terminó de ganar dejando que el vestido brillara y usando maquillaje y complementos sencillos. Espectacular.

                                                               Zoey Dutch en Fendi


La pieza original que la marca puso en su desfile es negra, lo cual nos dice mucho del papel de un color vibrante a la hora de resaltar un vestido (o enterizo en este caso). Además del color, que combina de forma perfecta con su cabello y su piel, el escote, el volumen de las mangas y hasta la joya que escogió son una sinfonía armoniosa de la que no cambiaríamos un detalle. Espectacular.

Phoebe Waller Bridge en Ralph & Russo




Los trajes dejaron de ser una apuesta original en la alfombra roja, así que ahora la tarea es cómo seguir haciéndolos vigentes, y Phoebe definitivamente lo logró, los detalles de tweed y brillo de la tela de este conjunto son magníficos, y las proporciones también, especialmente el entalle del pantalón, que es algo en lo que muchos sastres fallan. No amamos el cabello, pero lo perdonamos.

                                                   Jodie Comer en Mary Katranzou
 


Nada puede ser más acertado que arriesgarse con el color y Jodie Comer lo logró con toda. El verde del vestido, el amarillo del clutch con plumas y el fucsia de los zapatos combinan perfectamente y no chocan debido a sus proporciones. Además, le apostó a una silueta no tradicional con un buen entalle, ganador por donde se vea.

Ana de Armas en Ralph & Russo 


Si hubiera una marca que hoy en día encarnara el hada madrina, sería sin duda Ralph & Russo, a quienes no les hemos contado una sola equivocación en la alfombra roja, y quienes fueron los responsables de hacer de Ana de Armas una tendencia en Twitter por lo fabulosa que se ve. Porque, ¿quién quiere un vestido de princesa tradicional cuando puedes cubrirlo todo en lentejuelas y además PONERLE BOLSILLOS? El maquillaje con labios rojos es un gran complemento y las joyas a tono funcionan tan bien, que le perdonamos el peinado de estúpida.

Kate McKinnon en Prabal Gurung


Otra lección sobre cómo hacer destacar un traje 'simple': con los detalles. El brillo resalta entre el look totalmente negro, y el entalle es maravilloso.

Renee Zellweger en Armani Prive


 Uno diría que es un vestido cualquiera, pero es que parece que lo hubieran hecho especialmente para ella y que la hubiera vestido un coro de pajaritos como a Blancanieves, el detalle diagonal de brillo lo hace interesante y la abertura es lo suficientemente alta como para ser sexy sin que creamos que le vamos a ver nada. La amamos.

Peor Vestidas

                                                           Gwyneth Paltrow en Fendi 

Fijo uno de los 'expertos' que estafan a la gente con su marca le dijo que ponerse esta cosa tan horrible por una orden cósmica para alinear sus chakras. No le encuentro otra explicación a ponerse  este pareo lleno de tul barato.

                                                   Cate Blanchett en Mary Katranzou


Ok, lo vamos a decir otra vez aunque nos caigan todas las piedras: esto es una empanada. El plisado es bonito, pero el detalle de pedrería se ve extremadamente barato, y la tira del centro es como el 'switch' del apartamento de Joey y Chandler en Friends: no pudimos encontrarle función alguna. 

                                                          Lucy Boynton en Louis Vuitton



Versión número 115281583261 de su disfraz de muñeca victoriana con delirio de astronauta.

                                                       Kerry Washington en Altuzarra

En Moda 2.0 vamos a crear el premio Salma Hayek a la Corroncha más Constante. Y sin duda la primera en recibirlo después de Salma (que siempre está tan mal que ya ni llega a la lista) tiene que ser Kerry. ¿A quién más se le puede ocurrir amarrarse unos nudos en vez de ponerse un top y pensar que eso se ve remotamente bien? 


JLo en Valentino 


En las temporadas de premios pasadas no le podíamos quitar los ojos de encima por su desnudez, y ahora que todos los ojos están sobre ella por su actuación se empeña en usar una silueta princesa que no le queda para nada bien. Este numerito que parece hecho con sobrados de papel de regalo tiene mucha tela y solo se le ve medianamente pasable a una modelo o a una persona muy alta a la que le funcionen estas proporciones. Y el peinado tieso noventero que le robó a su papel de Maid in Manhattan tiene que irse.

Sienna Miller en Gucci 


A Sienna le avisaron dos horas antes que tenía que ir a los Golden Globes así que cogió un vestido viejo de Gucci, le amarró un pedazo de satín para ajustar la cintura y se soltó el moño. Lista para salir.

Christina Applegate en Pamela Rolland

Las rayas de este vestido estaban hechas para crear una ilusión de alargue, pero resultaron haciéndola ver como un holograma mientras caminaba. Los reto a que lo vean por un segundo y no sientan que se mueva. Además, le queda ancho del busto y largo de las mangas.

Janina Gavankar en Georges Chakra

Frankendress edición Golden Globes 2020: mangas globo, encaje, pedrería, cola... le falta una antena parabólica y quedamos hechos.

Menciones especiales o, ya saben, las que no alcanzaron a ninguna otra categoría

Zoey Kravitz en Saint Laurent


Zoey es de esas humanas que puede ponerse cosas que a los demás se nos verían ridículas, como una combinación de estampado de lunares. Está en esta lista porque ese corte de pelo parece hecho por una cabra a mordiscos.


Nicole Kidman en Atelier Versace


El vestido no es nada del otro mundo, solo es un gran color. Pero es que parece que lo hubieran cosido sobre ella, no hay otra razón para que se vea tan perfectamente entallado. Es hermoso.

                                                              Helen Mirren en Dior 


Así es como se usa una silueta princesa para no parecer quinceañera (aprende, JLo). Las mangas, el cinturón, el collar... todo es hermoso, pero ya estamos tan acostumbrados a verla tan regia que no pudimos ponerla en el tope... pero la amamos.

                                                   Reese Witherspoon en Roland Mouret



Otra perfecta que no pudimos poner arriba por falta de espacio... y tal vez de un poco de color en los labios. Pero me quiero ver así con el wet look.


                                                           Margot Robbie en Chanel 

A ver, para todos los Chanel regulares que ella se ha puesto, esto está muy bonito. Pero sigue siendo predecible y aburrido, sin más. Una mujer tan bella debería ser más arriesgada al vestir, y especialmente debe hacer algo con ese pelo tan meh.

Sofia Carson en Giambattista Vali 


Fiel a su estilo, se puso su mejor versión de vestido princesa, en un vestido fabuloso que combinó con joyas sencillamente espectaculares. PERO hay algo raro en ese peinado que no le va... y casi que se tira todo.

Saoirse Ronan en Celine

Lo bueno: es un vestido 'sencillo' que la hace ver muy bien sin tanta pretensión. Lo malo: definitivamente no es la mejor vestida de la noche. Lo sobrevalorado: Hedi Slimane. 

Shailenne Woodley en Balmain

Nos agrada ver que por fin encontró una silueta que le funciona y el vestido es muy bello, pero el detalle del cuello nos sobra, y mucho. En cuanto al maquillaje, nos gustaría verla intentar algo que no sea smokey eyes, como para variar.