By Melissa.

The red carpet drought we've been going through these past few months has been hard, but the Emmys arrived to entertain us. We can always count on them to recharge us with a balanced share of dresses. This year we saw an equal ammount of beautiful, glamorous looks and outfits that should have never left the atelier.


Por Meli.

La sequía de alfombras rojas nos tenía un poco tristes, pero llegaron los Emmy para entretenernos. Siempre podemos contar con ellos para cargarnos con una equilibrada cuota de vestidos.


Este año no fue la excepción y así como vimos bellos y glamorosos atuendos, también hubo —como siempre— looks que nunca debieron salir de casa.

Mejores

Nicole Kidman en Calvin Klein

Jen no se enamoró tanto como yo de este vestido, pero yo quedé eternamente prendida de su belleza. Una silueta clásica con detalles interesantes y un color arrollador. El detalle juguetón de los zapatos —bellamente a la vista de todos— le dio un toque memorable.


Vale destacar que el largo al tobillo no es fácil de llevar: por pocos centímetros un traje puede pasar de apropiado a inapropiado para una gala (más sobre esto cuando veamos a Michelle Pfeiffer).

Viola Davis en Zac Posen

Siguiendo con el tema de colores ganadores, nada hace ver más esplendorosa la piel de Viola Davis que este naranja de ensueño. Una silueta y estructuras favorecedoras resaltan si figura y mejores atributos. ¡Nos encanta!

Shailene Woodley en Ralph Lauren

Más colores contrastantes para hacerme feliz. Este bellísimo verde oscuro hizo voltear las miradas hacia la joven actriz (además del escote de vértigo, muy bien logrado). Nos hubiera gustado un peinado más pulido y un poquitín más de color en los labios faltó para que fuera un look perfecto.

Michelle Pfeiffer en Oscar de la Renta

Le faltaron solo un par de centímetros para que el vestido llegara al punto correcto, porque así se ve muy casual para una noche de gala. SIN EMBARGO, es tan bello que había que ponerlo en esta lista.

Felicity Huffmnan en Tony Ward

Creo que perdí la cuenta de las veces que he dicho que quiero envejecer con la misma gracia que esta mujer. No solo tiene un cuerpo de infarto, sino que lo sabe vestir a la perfección. Es un placer verla en cada alfombra roja a la que asiste.

Millie Bobby Brown en Calvin Klein

Así como en su momento nos pasó con Kiernan Shipka, nos encanta ver a esta pequeña en la alfombra roja. Quien quiera que se encargue de su estilo hace un excelente trabajo al ponerle looks elegantes pero apropiados para su edad. Nos emociona saber cómo evolucionará su estilo a medida que crezca.

Peores


Reese Witherspoon en Stella McCartney

Un lindo color, una buena silueta, una estructura fuerte y favorecedora. Todo está muy bien, excepto porque ES UNA MINIFALDA EN UNA NOCHE DE GALA. Es tan terrible ese sencillo hecho que ni siquiera me puedo concentrar en su peinado de estúpida.

Ariel Winter en Zuhair Murad

Esta es probablemente la última vez que la ponemos en esta lista. No porque tengamos esperanza de que mejore (ya ese barco zarpó) sino porque es una reincidente como Heidi Klum que comete siempre los mismos errores. Demasiado ajustado y demasiado desnudo, la elegancia salió corriendo apenas se puso ese vestido.

Tessa Thompson en Rosie Assoulin

Bienvenidos a un nuevo capítulo de ‘Frankendress’. Plisado, acabado metálico, multicolor, color block y cut-outs: lo único que le falta a este vestido es una antena parabólica.

Ajiona Alexus

Bienvenidos a un nuevo capítulo de ‘Frankendress’, edición nupcial, en donde Ajiona Alexus es novia y novio a la vez, del mismo modo, en el sentido contrario.

Tracee Ellis Ross en Chanel

Jeniffer manda a decir: “puede ser Chanel, pero está todo MAL”.

Claire Foy en Oscar de la Renta

El principal motivo de su aparición en esta lista no es el diseño del vestido como tal, sino el ajuste del mismo. Es un enterizo bello, pero no le hace ningún favor a su cuerpo. Las proporciones están completamente mal y resulta viéndole bajita, de torso corto, piernas anormalmente largas y cabezona.

Menciones especiales


Debra Messing en Romona Keveza

Tan cerca y tan lejos. Nos da una enorme tristeza que un vestido con un diseño tan clásicamente hermoso, haya sido echado a perder con la tela más repelente del planeta. Nada más de verla, toda brillante y escandalosa, me da ganas de mirar para otro lado.

Lea Michele en Elie Saab

El único motivo por el que alguien con un caso tan severo de ‘peinado de estúpida’ está en esta lista es porque el vestido es realmente hermoso y el color es bello.

Jessica Biel en Ralph and Russo

Aunque un poco... adulto para alguien tan joven, el vestido es bello. Pero nos sobra la cola y el peinado ochentero.

Mandy Moore en Carolina Herrara

No está en las mejores porque no es muy memorable, pero nos alegra ver un vestido que, a pesar de ser blanco y negro, propone algo interesante en su silueta.

Angela Sarafyan en Elizabeth Kennedy

Excelente elección de color y buen uso del volumen, aunque el detalle de las mangas no esté tan bien ejecutado como podría.

Evan Rachel Wood en Moschino

Absolutamente maravillosa. Esta chica sabe muy bien cómo llevar un traje a una alfombra roja (ya lo ha demostrado). Aunque hay pequeños detalles que nos molestan (a mí, la extrema anchura de la bota y a Jen, el “exceso” de botones), el look como un todo es ganador.

Zoe Kravitz en Dior Haute Couture

Con este los papeles son opuestos que en el caso de Nicole Kidman: Jen lo ama pero yo no, y creo que no es tanto por el vestido en sí mismo sino porque creo que no es para ella. Siento que son incompatibles.

¿Qué les pareció nuestra elección? ¿Nos faltó alguien? Cuéntennos en los comentarios y no dejen de seguirnos en redes sociales para recibir contenido exclusivo de Moda 2.0
Por Jen

Fotos: Vogue

Tal vez no me vista mucho de color (desde que llegué a Bogotá mi color de referencia fue el negro, seguido por gris y blanco), pero siendo del Caribe mi inclinación siempre se va a ir del lado del color, mucho más cuando hablamos de propuestas de moda para la temporada de primavera.Y este año no pudo haber sido coincidencia que muchos de nuestros diseñadores favoritos pensaran lo mismo.


Por Jen y Meli.

El 2017 ha sido un año lleno de retos para Moda 2.0 y sentimos que es hora de compartir con ustedes, nuestros lectores, nuestra siguiente aventura.


Como muchos saben, Jen vivía en Bogotá y Meli en Barranquilla, pero desde ahora, Moda 2.0 cambia de sedes: Jen escribirá a partir de ahora desde Nueva York, Estados Unidos, y Meli desde París, Francia.

El motivo es uno que nos llena de orgullo y gratitud: ambas fuimos aceptadas en la Maestría en Estudios de Moda de Parsons - The New School for Design (sí, donde grababan 'Project Runway',  una de las escuelas de moda más prestigiosas del mundo).


Con mucho esfuerzo y ayuda de nuestras familias y amigos, emprenderemos este camino que ha sido un sueño para ambas desde hace mucho tiempo, solo que lo haremos desde lugares distintos (Parsons tiene campus en ambas ciudades).

Entre las clases, el trabajo y la vida en un lugar nuevo, seguiremos sacando el tiempo necesario para nutrir este blog, que es el primer reflejo de nuestra pasión por la moda.


Y es nuestro deseo que nos sigan acompañando, ahora desde las dos capitales de la moda del mundo, en este camino. Queremos explorar el estilo de estas maravillosas ciudades y compartir con ustedes nuestros descubrimientos, nutrir nuestras mentes y aprender hasta el más mínimo detalle de esta industria que nos sigue quitando el sueño.


Sabemos que el blog ha estado quieto durante últimas semanas debido a los arreglos de nuestros viajes, pero pronto volveremos a las publicaciones habituales. Y como ustedes son el alma de Moda 2.0, nos gustaría que nos contarán qué secciones o temáticas nuevas quisieran ver aquí reflejadas.

Gracias por acompañarnos y nos seguiremos leyendo durante este nuevo reto. ¡Los queremos mucho!

¡Nos mudamos!

by on 6:36 a. m.
Por Jen y Meli. El 2017 ha sido un año lleno de retos para Moda 2.0 y sentimos que es hora de compartir con ustedes, nuestros lectores, nu...