Negro, sastre y actitud en la semana de Alta Costura

Por Meli.

Usualmente relacionamos la idea de Alta Costura con vestidos de noche voluminosos y muy elaborados, pero la realidad es que no todas las casas de moda presentan colecciones así. El alma de la Alta Costura es su confección a la medida con técnicas y acabados de los más talentosos costureros y artesanos de París.
Por eso en esta selección de lo que más nos gustó de las colecciones Primavera/Verano 2018 (presentadas en febrero), quisimos mostrarles que este arte de más de 100 años está presente en piezas tan "cotidianas" como un pantalón y un blazer.

Armani Privé
Y como ejemplo perfecto para empezar está la colección de Armani Privé. Inspirada en “el cielo con todos sus matices”, la propuesta se mece entre distintos tonos de celeste, rosa y negro en conjuntos que podríamos verle a la más elegante mujer de negocios. Los detalles de la elaboración son exquisitos así el resultado parezca sencillo.

Christian Dior
Maria Grazia Chiuri tuvo como inspiración a la artista Leonor Fini, cuyas obras el mismísimo Christian Dior exhibió en su propia galería. El resultado fue una serie de creaciones con un toque surrealista, desde los estampados a cuadros, rayas y figuras en blanco y negro hasta los antifaces de las modelos. Transparencias, plumas, tejidos, capas, tules y lentejuelas: escribiéndolo parece demasiado, pero de alguna manera las referencias a mujeres tanto fuertes como sensibles, tanto liberadas como aún presas, logran una colección coherente y sentida.

Elie Saab
A veces pienso que el diseñador libanés presenta la misma colección cada temporada, y aunque es cierto que tiene sus lugares comunes, haciendo un rápido repaso por las últimas, se ve siempre algo distinto. La inspiración esta vez fue la mujer parisina de los años 20 y la arquitectura art déco, que se apreció en el estilismo, las plumas y los patrones que mostró en pasarela. La música, el ambiente y una serie de vestidos hermosamente construidos: la muestra hizo honor al nombre de la colección, ‘París es una fiesta’.

Givenchy
De nuevo, mucho negro y muchas líneas limpias en una demostración de sastrería excelsa. Toques de color en los momentos apropiados dieron armonía a los hombros y escotes esculturales, en una combinación de fuerza y delicadeza, inspirada en “un jardín en la noche”, en palabras de Clare Waight Keller, nueva directora creativa de la casa de moda.

Maison Margiela
Otra demostración de que Alta Costura es más que “vestidos bonitos”. También se trata de experimentación y de transmitir un punto de vista. En el primer aspecto, el poliuretano en las prendas respondía de una manera casi mágica ante las luces de las cámaras y celulares (se le pidió al público que tomara fotos con flash), mientras que en el segundo, la colección buscaba hacer un paralelo entre la vida real y aquella mediada por nuestros smartphones. Nuestra opinión personal sobre John Galliano puede ser negativa, pero el resultado de este proceso creativo es verdaderamente admirable.

Zuhair Murad
Aunque es una delgada línea la que divide el homenaje y la apropiación cultural (la colección estuvo inspirada en los Nativos Americanos), el trabajo manual que necesitó cada prenda se notó claramente en la pasarela. El diseñador hizo lo que hace mejor: tomar un elemento (en muchos casos del pasado), abstraerlo y transformarlo en piezas de gran detalle y sofisticación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario