¿Se le puede inyectar estilo al Reinado?

Por Jeniffer Varela Rodríguez

Como siempre lo hemos recalcado cuando hacemos este tipo de post, nuestro blog no pretende convertirse en un sitio para hablar de reinados, pero sí de moda. Por esta razón es que, año tras año, hacemos un recuento de los mejores y peores vestidos de las reinas, con el humor que a ustedes tanto les gusta (admitanlo, les encanta rajar de la gente criticar a estas mujeres).



Pero este año hemos decidido hacer un post extra para compartir una reflexión sobre una nueva táctica que el Concurso Nacional de Belleza ha emprendido en su tarea por 'refrescar' un certamen que cada año atrae a menos público. Como la moda está de moda, el Concurso ha decidido hacer que las candidatas luzcan más estilosas y ha contratado a una asesora para unificar los conceptos de los vestidos.


Es bien sabido que, desde hace algunos años, el concurso proporciona a las participantes un vestuario completo con el fin de 'uniformarlas' y además reducir sus gastos, que ahora se limitan al traje de coronación y al artesanal. Para esta tarea encargan a diseñadores nacionales, que cumplen la tarea de diseñar un atuendo especial para ellas. Pero este año, además, se ha decidido unificar el concepto bajo el nombre de 'Tropical Chic' y decisiones que realmente nos hacen preguntarnos si es posible inyectarle estilo al reinado o si este tipo de eventos tienen un estilo que se podría conservar.

Candidatas en 2011, con sencillos vestidos blancos resaltados con collares llamativos.
Si bien es cierto que muchas de las elecciones de los diseñadores para las reinas son desacertadas, hay que tener en cuenta la dificultad de esta tarea: hay que diseñar para una veintena de mujeres con cuerpos distintos (aunque todas delgadas), diferentes estaturas y rasgos. Entonces, la labor de hacer algo que les quede bien a todas es bastante complicado. Si a eso le sumamos las condiciones climáticas de una ciudad como Cartagena, el reto es aun mayor.

Hace algún tiempo nos declaramos fans enamoradas de Lia Samantha. Y miren lo lindo que le queda el turbante a la Señorita Valle. A Atlántico no le fue tan bien...y ese es el problema.

Año tras año vemos buenas y malas opciones, pero uno pensaría que este año la cosa iba a mejorar gracias a la sonada asesoría que el concurso anunció para las candidatas. Pero, al menos para nuestra opinión, el resultado no ha sido el deseado. Esto tiene una sola razón: los concursos de belleza son un universo que creció bastante separado del mundo de la moda. En algún momento pueden llegar a cruzarse, pero cada uno tiene sus lineamientos bastante distintos.
Este vestido estampado de Beatriz Camacho es un acierto: muestra
la figura y tiene un estampado interesante. ¿Pero saben por qué? Porque ella conoce bien el cuerpo femenino.
Mientras que la moda celebra las individualidades y se adapta a diferentes tipos de cuerpos, tallas y personalidades, la mayoría de los vestuarios para concursos de belleza tienen una finalidad: resaltar los cuerpos de las candidatas. No estamos diciendo ahora que solo las vamos a vestir con piezas ajustadas, pero en los conjuntos esa debe ser una de las características.

Esto es definitivamente 'Tropical', pero no podemos decir que es 'chic'.
Las modelos son una cosa y las reinas son otra distinta. Unas no quieren ser como otras, y viceversa (aunque en contadas ocasiones la transición ha funcionado). Por eso es que las reinas caminan, se comportan y se visten diferente a las modelos ante las cámaras.

Entonces ¿de qué nos sirve ponerles bermúdas a estas mujeres con camisas holgadas? Puede ser un buen atuendo de domingo, pero no para un reinado. ¿Por qué ponerles un vestido que parece un disfraz de flapper si unas son más bajas que otras y no se verán también? ¿Para qué ponerles una camiseta de Profamilia con una maxifalda de rayas que en conjunto se ve saturado?

Este es un look 'chic' pero ¿apto para un concurso de BELLEZA?
Es válido que en todas partes se hagan esos experimentos, pero para nosotros, es una pérdida de tiempo en potencia. Porque si bien es cierto que algunos intentos resultan muy bellos, como el trabajo de Luiza Pino en un vestido que lucieron este año, hay otros que visualmente no se ven tan bien. No podemos olvidar que es un conjunto y que tenemos que pensar en vestirlas a todas y no a una sola.

Este vestido, diseñador por Luiza Pino, es uno de los aciertos de este año.
¿Debemos seguir intentando ponerles más tendencias a estas mujeres? Tal vez, pero en una justa medida que conserve la esencia de lo que fueron a hacer a Cartagena. Puede que siga el trabajo con los diseñadores, pero sí debería ser más cuidadoso con esos detalles y poder ponerles esos pequeños toques aquí y allá para que todas se vean favorecidas.

Mismo evento y vestuario diferente con un año de espacio.
¿Qué tenían de malo los pantalones del año anterior?
Y por sobre todas las cosas, si se va a hacer una 'asesoría', no debería ser bajo conceptos inventados y repetitivos, porque como comentó nuestra amiga Diana Isa Jaraba, "el mismo discurso solo funciona las primeras diez veces, de ahí en adelante cansa". Y además, pensemos ¿de qué sirve tratar de vestir a estas mujeres con lo último en tendencia (así no les quede bien) si van a tirar todo eso al traste en la noche de coronación? Ahí sí quiero ver a los asesores de moda rascándose la cabeza, solo porque no han entendido que no es lo mismo vestir a una reina que a una actriz para la alfombra roja y que lo máximo que se puede hacer en el primer caso es que, como dice Meli, el vestido grite 'Miss Universo' y no 'Reinado de la papa'.

Como siempre esta es nuestra humilde y extensa opinión, pero si ustedes quieren seguir con el debate los invitamos a comentar por aquí y en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram y Twitter.

¡Nos vemos en la noche de elección y coronación! :P

1 comentario:

  1. cruel la camiseta con la maxifalda quien las odia tanto, las pobres.

    ResponderEliminar