La moda Gatsby, el esplendor de los años 20

Por Jeniffer Varela R.

Tenía muchísimas expectativas por ver ‘The Great Gatsby’ debido al despliegue que se le dio al tema de vestuario, elaborado en una colaboración entre Miuccia Prada, Brooks Brothers, Tiffany & Co y la diseñadora Catherine Martin, también productora de la película y esposa del director, Baz Luhrmann.


Fotos Vogue y Tumblr.

De la cinta como tal, no hay demasiado para decir. En mi humilde opinión de espectadora fue algo aburrida la forma de Luhrmann de hacer algunas tomas, y no hay que ser un experto para saber que la famosa pantalla verde hizo su aparición en más de una ocasión viéndose bastante falsa. Asímismo, esperaba más jazz que hip hop por ser una historia de los años 20, así que no la disfruté mucho. Pero el vestuario, ¡oh, el vestuario es otra cosa!


Como señalé en el primer párrafo, desde mucho antes del estreno de ‘The Great Gatsby’ el mundo de la moda estaba esperando grandes cosas, por los bocetos que ya se habían dado a conocer de casas como Prada y Brooks Brothers (que además aprovecharon la película para lanzar sus líneas Gatsby al público). En mi caso personal, soy una enamorada de la década de los 20 por el glamour y mi especial cariño hacia el cabello corto, que he llevado en más de una ocasión.

La diseñadora responsable de la producción, Catherine Martin, al parecer también está enamorada de esta época. En declaraciones a Efe aseguró que “Los 20 son un periodo al que nunca dejaremos de volver. Fue la primera vez en la historia en la que realmente podemos conectar con lo que llevaba la gente. Fue el primer período contemporáneo en cuestión de vestuario. Y a veces olvidamos que fue la primera época que fue fotografiada de una manera intensa”.


Diseños de Miuccia Prada para la película. 

Aquí, el brillo y la ostentación son llevados a otro nivel. Se trata de vestidos que realzan la delicadeza y femineidad de la mujer. Por supuesto la estrella de todo el vestuario es la protagonista Carey Mulligan (Daisy Buchanan), que fue concebida como una delicada esposa trofeo y que tiene las mejores joyas del mundo.






Su vestido cumbre está compuesto por un forro color carne y la pieza estrella: una vestido de ‘red’ elaborado con lágrimas de cristal y avaluado en 20 mil dólares. La joyería de Tifanny le da decadencia al atuendo y la tiara Savoy de brillantes que luce aquí, hizo que Mulligan tuviera que estar cerca de un guardia de seguridad mientras grabó estas escenas, por su valor de 200 mil dólares.


Esta pieza estuvo inspirada en una muy similar de la colección Primavera - Verano 2010 de Prada.

 


Vogue Australia hizo un reportaje de la
 película, con Karlie Kloss en portada luciendo el vestido. 
Las joyas son parte importantísima de la película. Perlas y brillantes por cantidades.
Las demás mujeres del elenco también estuvieron llenas de glamour. Elizabeth Debicki, que interpreta a Jordan Baker, se lució con un papel entre sensual y rebelde que incluía pantalones anchos y sombreros (los amé todos). Isla Fischer, que interpretó a una mujer de escasos recursos y amante del esposo de Mulligan, canalizó también toda su sensualidad en ropa algo trashy pero que reflejaba su personaje.

Elizabeth en su papel de Jordan con Tobey Maguire.



Generalmente son las mujeres las que más disfrutan de los avances de vestuario. Pero debo decir que, gratamente, en esta ocasión los hombres están a la altura. Me encantó la simpleza y elegancia de los trajes, que tuvieron también sus toques audaces con corbatas de colores brillantes. Mención aparte para el traje rosado que lució Dicaprio...¡me enamoré!




No encontré una buena foto de Leo, pero este es el traje rosa. Hermoso. 

¿Ya vieron The Great Gatsby? ¡Cuéntennos sus impresiones sobre el vestuario!

2 comentarios:

  1. Joaquín Camargomayo 24, 2013 9:46 p. m.

    Debo decir que sus entradas cada vez mejoran mas, bien documentadas, buen análisis. Gran trabajo, Moda 2.0

    ResponderEliminar