La gran maratón de Cannes: parte 2

Por Meli.
Viendo las fotos para hacer este post solo podía pensar en lo afortunada que son estas actrices. Me imagino la emoción de poder llevar las creaciones de los más prestigiosos diseñadores del mundo en una seguidilla de eventos que se extienden durante más de dos semanas. Es como una estadía prolongada en el Disneylandia de la moda.
En la segunda mitad de este listado de estrellas, volvemos a ver a Jessica Chastain y Fan Binbing (quienes por ser parte del jurado fueron las más vistas en la alfombra roja) y le echamos un vistazo a la maratónica racha de Nicole Kidman, además de otro par de celebridades que algunas veces acertaron y otras… no.

Nicole Kidman
Michael Kors. Calvin Klein.
No la vimos tomar riesgos como en otras ocasiones de gala, pero el recorrido de Kidman por Cannes 2017 fue realmente memorable, especialmente porque no repitió diseñador en ninguno de sus ocho eventos. Los mejores looks sin duda fueron el vestido recamado con flecos de Michael Kors y el de falda tutú de Calvin Klein, completamente distintos e igualmente encantadores.
Alexander McQueen. Armani Privé. Christian Dior Couture.
Dejó salir su lado boho-chic/étnico en creaciones de Alexander McQueen, Armani Privé (sí, raro, lo sé) y Christian Dior Couture, y tomó riesgos con volúmenes inusuales en Chanel, Rodarte y Versace. Este último, en mi opinión, el más moderno de todos.
Chanel. Rodarte. Versace.
Kidman aprovechó Cannes para demostrar una vez más que es un camaleón capaz de llevar outfits románticos, sensuales, interesantes, provocativos y vanguardistas.

Uma Thurman
Versace. Versace. Armani Privé.
Thurman optó en la mayoría de sus eventos por un glamour clásico, utilizando siempre vestidos que favorecían su esbelta figura. Me debato entre el Versace rosa pálido con escote escultural (una obra de arte) y el vestido de flecos en cuentas de tonos metálicos de la misma firma, aunque creo que nadie le ha subido tanto el nivel a una camisa blanca como ella lo hizo en un look de Armani Privé.
Giuseppe Zanotti. Prada. Atelier Versace.
¿El descache? El conjunto de Giuseppe Zanotti, por arrugado y un poco fuera del código de vestuario, que hace ver el vestidito rosa de Prada como una gran elección a pesar del extraño largo.

Jessica Chastain
Chanel Couture. Chanel Couture. Ralph Lauren.
Creo que su problema es que, a pesar de que elige vestidos preciosos para la alfombra roja, muchos de ellos no favorecen su figura. Por ejemplo, el blanco con apliques dorados de Chanel Couture, que la hace ver completamente cuadrada, a diferencia del vestido corto dorado de la misma casa de modas que con el cinturón le marcaba la cintura.
Prada. Zuhair Murad.
A pesar del resbalón del vestido blanco de Ralph Lauren (mal ajustado, arrugado y sencillamente aburrido), se reivindicó con los atuendos de Zuhair Murad (¿ven cómo los apliques rojos le hacen cintura?) y Prada. Eso sí, su foto con el vestido naranja de Armani Privé pasará a la historia de este evento: color, ajuste, silueta, detalles, todo es absoluta perfección.
Armani Privé.
Diane Krueger

La actriz le apostó a una paleta monocromática de negro y gris, pero no por eso sus apariciones en la alfombra roja fueron aburridas. Se debatió entre un estilo muy “de dama” y otro bastante sensual, unas veces con más suerte que otras.
Alexander McQueen. BOSS. Jason Wu.
El numerito de Alexander McQueen lo puede devolver por donde se lo mandaron porque no le hizo ningún favor, mientras que el look diurno de BOSS y el vestido con transparencias de Jason Wu le merecieron mis aplausos.
Jonathan Simkhai. Dior Couture.
El negro con mangas voluminosas de Jonathan Simkhai también fue un acierto, coronado magistralmente con un collar de diamantes. La fórmula casi se repite con el vestido gris de Dior Couture, pero decidió poner encima de la obra de arte de la joyería que era ese collar, una pitica de gamuza negra cual adolescente noventera.

Fan Bingbing
Atelier Versace.
Yo estoy empezando a pensar que Fan Bingbing viene de otro planeta, o que es mitad ser mitológico, porque la forma en que esa mujer se ve en la alfombra roja no es normal, es celestial. Además, con cada salida parece una persona diferente.
Christopher Bu. Louis Vuitton. Valentino Couture.
El vestido Atelier Versace le queda como un sueño, creo que incluso mejor que a cualquier modelo que lo haya desfilado en pasarela, y el de Christopher Bu es sencillamente una pieza para soñar. Su traje rosa de Louis Vuitton es tal vez lo menos bello que lució durante su paso por Cannes, pero se lo perdonamos.

Marion Cotillard
Armani Privé. Halpern. Jean Paul Gaultier.
Esto es lo que yo llamo un subibaja de atuendos y emociones. Por un lado, la francesa deslumbró con brillo y sensualidad en Armani Privé y Halpern (algo no común en ella), pero por otro lado pareció transportada a otra época (de una mala manera) en conjuntos de pantalón de Self-portrait y Ulyana Sergeenko (explíquenme la blusa).
Self-portrait. Ulyana Sergeenko.
Al menos, entre esos extremos, tuvo un par de intermedios: el conjunto de Y/Project, el vestido corto de Chanel y el negro acordonado de Jean Paul Gaultier, que aunque no son memorables, no la ponen en la lista de las peor vestidas.
Y/Project. Chanel.
Eva Longoria 

Esta actriz sí figurará en esta lista, porque la verdad que su paso por Cannes fue poco exitoso. El vestido transparente y desnudo de Balmain fue un completo desacierto, y el negro de Pamella Roland no hizo mayor cosa por ella.
Balmain. Pamella Roland.
El floral de Marchesa, en cambio, juega bellamente con sus proporciones, algo que no logró con el rosa de Elie Saab ni con el de Kaufmanfranco. Una verdadera lástima.
Marchesa. Elie Saab. Kaufmanfranco.

Este fue nuestro resumen de lo que fue Cannes 2017, ¿nos faltó alguien? ¿Qué opinan de nuestras elecciones? Cuéntennos en los comentarios y no olviden seguirnos en Instagram, Facebook y Twitter.



No hay comentarios:

Publicar un comentario