Meghan Markle y el estilo que molesta a las fans de la realeza

Por Jen.
El concepto de realeza es una de esas cosas en las que estoy como en un punto medio. Por un lado, la idea de una persona gobernando a un grupo de ciudadanos, a pesar de que el papel de un soberano es esencialmente diplomático en estos días, es extremadamente inadecuada e inconvente para los días en que vivimos; pero por otro... el tema de de la princesa que conoce a su príncipe azul y se casa para tener una vida de ensueño tiene un tinte romántico que para muchas de nosotras (admítanlo, no me dejen morir) sigue siendo lindo. Además, ¡los looks! Una de las cosas que más nos atrae de la realeza es el tema de moda que se maneja alrededor, desde mujeres apoyando la moda local con sus elecciones hasta vestidos de novia de ensueño que nos encanta admirar.

Y aunque el mundo grite a los cuatro vientos que no les interesa nada relacionado con la realeza, las cifras dicen lo contrario. Solo en mayo de este año, la boda del príncipe Harry de Inglaterra con Meghan Markle, generó a los británicos un estimado de 300 millones de libras esterlinas (unos 387 millones de dólares) en ganancias por conceptos asociados al turismo, desde alojamiento de curiosos que querían ver a los novios hasta clientes comprando mercancía relacionada con el enlace, que en Inglaterra se encuentra por montones.
Desde el día que se anunció su compromiso, la prensa ha
seguido cada look de la duquesa de Sussex.
Desde que se anunció el compromiso de la pareja, la prensa de moda y estilo comenzó a seguir los pasos de la futura Duquesa de Sussex, y ha seguido de cerca cada movida de la actriz convertida en princesa (sí, yo sé que no es princesa de verdad, déjenme ser) que desde el primer momento mostró que iba a ser lo más fiel a su esencia posible, aunque eso signifique molestar a más de un "experto real".

Porque como Internet tiene tanto odio para regalar, hay muchos fanáticos de los "royals" que detestan a Meghan y no pierden oportunidad de señalar cada vez que se equivoca con alguna de sus elecciones: que es el largo incorrecto, que se pone negro en verano, que se ve despeinada... creo que en algún momento leí que la llamaban ordinaria y los ojos me rodaron hasta la espalda. Porque si bien es cierto que hay un protocolo para cada cosa y yo, Jeniffer Varela, soy la más defensora de ello, también es verdad que el estilo es un tema personal, y cada quien es libre de adaptarlo a los códigos de vestuario requeridos de la mejor manera posible.
Este es el look que tiene a todo el mundo de
cabeza, por la 'audiencia' de Meghan de mostrar pierna.
Nadie ha dicho que Meghan acierte cada vez (de hecho, vamos a eso en un momento), pero no podemos permitir que su ropa de pie para que se hablen otras cosas de ella. Si algo dicen las elecciones de vestuario de Meghan es que es una mujer independiente que se casó con el hombre que ama, pero que no por eso está dispuesta a renunciar a su esencia. Y de entrada, eso nos gusta. Por eso, vamos a detallar el estilo de la duquesa, ¡y que pasen los haters!

¡Arriba los pantalones! 
Es muy raro que una 'royal' se vista con pantalón cuando no es una ocasión deportiva que amerite jeans. De hecho, Kate Middleton se ha hecho famosa por sus vestidos y solo en algunas ocasiones la hemos visto con pantalón. Pero para Meghan, este no es el caso y se ha encargado de mostrarlo en varias de sus apariciones, desde que se anunció su compromiso hasta después de casada. Desde los clásicos pitillos que forman un traje precioso, hasta los palazzo que se le ven fenomenales y alargan su figura... es la princesa de los pantalones y eso la hace original.

Pumps y más pumps 
La duquesa es particularmente fan de una marca que amamos, Aquazzura, y sus pumps. Y por eso sabemos que también es fan de la comodidad, pues en muchas ocasiones Edgardo Osorio, creador y diseñador de la marca, ha hablado de lo importante que es para él que sus clientas se sientas bellas y cómodas con sus zapatos. Y parece que para Meghan la comodidad es prioridad a la hora de vestirse, pues desde que comenzaron a verse imágenes de cada uno de sus looks, los observadores se dieron cuenta de que siempre lleva zapatos un poco más grandes de su talla normal. Según han explicado algunos expertos, esto ayuda a tener un poco más de espacio para mover el pie. Esto no siempre se ve bien y ahí tenemos la duda de si lo apoyamos o no, pero los pumps son ciertamente el tipo de zapato más incómodo que puede haber, y debido a que son los favoritos de Meghan, de algún modo la entendemos. Pero no lo aprobamos.

Nadie me quita el negro...
Cuando se trata de colores, los neutros han sido la marca de Meghan hasta ahora. La hemos visto apegada al beige desde que anunció su compromiso con Harry, acompañado a veces de verde y un esporádico vestido amarillo, pero si hay algo que tiene a los "expertos" con dolor de cabeza es que la duquesa de Sussex no piensa abandonar el negro en sus apariciones públicas pues, en los royals, el negro generalmente se asocia con el luto, y particularmente los británicos recuerdan que la princesa Diana solo usó un vestido negro corto: para volver a la escena social después de divorciarse del príncipe Carlos. Y aunque hay que admitir que es un poco extraño verla de negro entrando a un evento religioso en pleno verano, lo cierto es que hay mujeres que se casan con un color y les funciona (como Tina Fey). Y por ahora, las elecciones de negro de Meghan han estado 'on point', así que aquí también aprobamos.

Marcando cintura
Además de los pantalones, hay otro estilo de vestuario al que Meghan se ha aferrado desde su boda: el énfasis en la cintura. Sea con pantalón, vestido, falda o incluso abrigo, en la mayoría de las ocasiones la vemos terminando el look con un cinturón, lo cual es un completo acierto porque le da balance a su figura y la ayuda a verse estilizada.

El único reparo que tengo con demarcar el área del torso (y ya perdí la cuenta de las veces que se lo dije a Meli), es que cuando se pone vestidos con falda tipo lápiz, la tela se le arruga y terminamos todos mirando a esa zona, TODAS LAS VECES. Esto, sin embargo, es un tema que puede arreglarse escogiendo mejor las telas de los vestidos si va a sentarse por un tiempo largo... y así, todos felices.
Arrugas y más arrugas. Not cool, Meghan.

Belleza sin esfuerzo
Desde el día de su boda nos dimos cuenta de que a Meghan no le interesa verse como una celebridad de Instagram con su maquillaje. Y aunque podríamos pensar que alguien quisiera verse más producida el día de su boda, se nota que la duquesa le apuesta siempre a la frescura en todos los aspectos, incluido su maquillaje y su pelo. En este punto, por supuesto, también le han querido hacer la vida de cuadritos, pero en temas de maquillaje en este blog pensamos que menos es más, y que las decisiones de maquillaje son per-so-na-les así seas miembro de la realeza. En cuanto al peinado, nos gusta la Meghan de ondas sueltas (aunque ustedes saben cómo nos sentimos con el pelo partido a la mitad).

Nuestra conclusión con el estilo de Meghan es que es un proceso que va avanzando y que tiene muchos detalles de su propia personalidad que la harán destacarse... así los haters no quieran.

¿A ustedes qué les parece el estilo de la Duquesa? ¡Dejennos saber en los comentarios!



No hay comentarios:

Publicar un comentario