Unos premios Grammy (2014) con poca emoción

La alfombra roja de los premios Grammy es de aquellas que se presta para locuras. Y es que los cantantes suelen arriesgarse y aparecer con atuendos de otro mundo con mucha más frecuencia que los actores.


Por eso esperábamos, como en otros años, algo sorprendente como el huevo gigante de Lady Gaga, el vestido de angelito de Katy Perry o el disfraz de...algo de Nicki Minaj.

Pero no, este año no hubo nada tan extravagante, aunque igual hay algunas cosas que se rescatan.

Las mejores


Taylor Swift en Gucci Première

La primera vez que lo vi pensé que no era nada más que un vestido con lentejuelas de pies a cabeza. Pero entre más lo miraba más me gustaba. De hecho, el vestido está hecho de malla metálica brillante, la misma Taylor lo describió como una especie de armadura, incluso por lo pesado, pero esto le daba una caída estupenda. La chica realmente brilló, y su cabello y maquillaje estuvieron a la altura del vestido.

Chrissy Teigen en Johanna Johnson

Otra de metálico. Estas sí eran lentejuelas y se nota la diferencia en el brillo, pero funciona igual. Ella no me cae ni cinco de bien, no sé por qué, pero es innegable que se veía como un millón de dólares. Aún así, me da un sinsabor que una de las mejores vestidas de los Grammy no sea una cantante sino una modelo esposa de un artista (John Legend), pero qué se puede hacer…

Miranda Lambert en Pamella Roland

Ella no siempre toma las mejores decisiones en la alfombra roja. En el mejor de los casos lleva cosas poco memorables y por eso creo que es la primera vez que aparece en este blog. Pero en esta ocasión en verdad se lució. El vestido es de líneas simples pero elegantes, con un toque de sensualidad en el escote y el detalle de la cintura que lo aleja de lo aburrido. Una palabra: preciosa.

Madonna (y su hijo David) en Ralph Lauren

Esto fue toda una belleza. Parecían madre e hijo disfrazados en Halloween, pero funciona. Es un look que le queda muy bien a la Reina del Pop y lo mejor que podía hacer para poder llevar un bastón (tiene una lesión en la espalda o rodilla, algo así) y seguir viéndose bien. Eso sí, tenía un grill y se veía patético.


Pink en Johanna Johnson

Al verla recordé esas épocas de cabello desordenado y lleno de gel y ropa horrible. Cómo ha avanzado Pink, da placer verla tan elegante y cómoda consigo misma. El vestido no le ayuda a hacer cintura (que necesita) pero el color es impactante y las figuras geométricas lo hacen llamativo.

Las peores

Paula Patton en Nicolas Jebran Couture

Ya no recuerdo cuántas veces he dicho lo mismo: ella es tan bella y hace todo lo posible por verse vulgar. Además de que el vestido es completamente de estampado de cebra, lo remata con un par de cabezas de leones justo en su escote. ¡¿Eso qué es, por Dios?!

Sara Bareilles en Blumarine

Esto me duele porque ella es sumamente talentosa y adorable, pero parece el primo del vestido de ganso de Björk. La idea era buena (creo), pero estuvo mal ejecutada. El vestido se ve contrahecho, a medio terminar, y los accesorios no le hacen ningún favor. ¡Esos parecen zapatos de abuelita!

Colbie Caillat en Ezra Santos

Lo único que está bien aquí es el color. De resto, vete para tu casa, amiga. Este es el clásico ejemplo de un vestido que pudo estar muy bien pero por solo un detalle, en este caso el cuello ortopédico y la hombrera ochentera, se va al demonio.

Alicia Keys en Armani Privé

No quería ponerla aquí, pero viéndola detenidamente, tuve que hacerlo. El escote y el color es lo único que se salva de este vestido. No porque sea feo, sino porque está muy, muy mal para su tipo de cuerpo. Sus caderas se ven completamente desproporcionadas con respecto al resto de su cuerpo. Para rematar, si miran de cerca verán que el maquillaje es sumamente desafortunado y el cabello…es simplemente feo.

Kacey Musgraves en Armani Privé y un adefesio

Esta chica es como la nueva Taylor Swift…o algo así. En la alfombra roja lució un aburridísimo vestido color nada de Armani Prive. Entre transparente y color piel, era aburrido y le quedaba corto. Pero lo peor vino cuando se presentó en el escenario: un híbrido entre vaquera y lámpara de abuelita que cayó en un tanque de lentejuelas y cristales. Creo que ni en su peor día Taylor se puso una cosa así. Está lista para ir al concurso infantil Miss Rodeo Princess 2014.

Menciones especiales

Beyoncé en Michael Costello

Ay, no me vengan a preguntar por qué no la puse entre las mejor vestidas, ya deben saberlo, ¡ESE CABELLO! Ella, la sensual y despampanante Beyoncé, fantástica mujer que con cabello largo o corto se ve igual de bella, decidió hacerse ESO en la cabeza para los Grammy. Ni siquiera me molesta que está medio desnuda porque simplemente no puedo quitar mis ojos de ese adefesio de peinado. Un completo desperdicio. Por cierto, ¿de cuándo acá Michael Costello, exparticipante de Project Runway, viste tantas celebridades? También llevaron vestidos de él Tamar Braxton y Skylar Grey. ¿Me perdí de algo?

Katy Perry en Valentino Couture

Técnicamente no hay nada malo con el vestido. Técnicamente. Pero si nos ponemos a analizar, no tiene nada extraodrinario. Sí, unas noticas musicales, mucho tul, etc., pero no deja sin aliento a nadie. Ni a mí que me encantan los vesidos etéreos y suaves. Jen dice que en pasarela sí se veía espléndido, pero aquí, es como un pocotón de…nada.

Ariana Grande en Dolce & Gabbana

Grande fue el error de ponerse MEDIAS VELADAS con ese vestido tan bonito. ¿Mucho frío? Suck it up, niñita! Para lucir, hay que sufrir. Y ni hablemos del pelo, el miiiismo paraco postizo de siempre…

Rita Ora en Lanvin

Todo bien con la onda metálica, pero el vestido terminó viéndose verde en todas las fotos y realmente la hacía ver enferma. Lástima, si hubiera sido dorado o plateado puro, hubiera sido todo un éxito.

Zendaya Coleman en Emanuel Ungaro

Antes de que griten, esperen. Miren, ese atuendo tiene potencial. Unos pequeños arreglitos (quitar esas cosas extrañas en la manga, mejor cabello, abotonar esa abertura) y podría funcionar. Piénsenlo, solo piénsenlo…

Ahora sí, cuéntennos en los comentarios qué les parecieron los Grammy. ¿Nos faltó incluir a alguien en la lista? ¡No olviden seguirnos en Facebook y Twitter!

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo el pelo de Beyonce dan ganas de llorar!!!

    ResponderEliminar