Los favoritos de NYFW (parte 2)

Por Jeniffer Varela R.

Ya se acabó la Semana de la Moda de Nueva York, y seguimos en un frenesí de presentaciones de colecciones primavera-verano 2014, y como aquí vivimos en fiebre de moda 24/7 les mostraremos la segunda parte de nuestros favoritos de la Gran Manzana.

Fotos: Style.com

Carolina Herrera

Ella no necesita mucha introducción y, para mí, puede traducirse en una sola palabra: elegancia. La mujer Carolina Herrera es poderosa, elegante, con clase. Nada me hizo decir wow, pero siempre es lindo ver ropa tan bien construida y que se adhiere tan bien a un nombre, a una marca. Ese tipo de prendas que sabes de dónde provienen sin ver el nombre del desfile. Toda una señora de la moda.


3.1 Phillip Lim

Phillip Lim es tal vez uno de los nombres más mainstream de la moda en este momento. Fue reconocido como el Mejor Diseñador de Accesorios este año en los premios CFDA y tanto sus prendas de vestir como sus bolsos y accesorios son prendas de culto (nada más hay que ver la locura que se generó el domingo con el lanzamiento de 3.1 Phillip Lim para Target). En esta pasarela, la inspiración corrió por cuenta de la geología, de manera que los estampados eran las variaciones de las piedras, sus grietas, y las interpretaciones hechas por el diseñador.


Este trabajo, unido a las siluetas orgánicas de pantalones, faldas y vestidos en tonos neutros, además de elementos en tonos metalizados, hicieron parte de una colección bien armada y pensada, y que seguro será un éxito en todas partes. De mis favoritos.

Badgley Mischka

Este año, el Gran Gatsby revivió una fiebre por los años 20. Mark Badgley and James Mischka tomaron referencia de ese furor y observaron el trabajo de Jacques Henri Lartigue quien, en esa década, tomaba fotos de mujeres en la Riviera Francesa. El resultado tiene un poco de todo: color navy, acentos en la cintura, sombreros y el infaltable de la próxima temporada, el crop top. Todo fantástico para el día. ¿Y para la noche? Por supuesto opciones llenas de brillo, encaje y lencería, al mejor estilo de los 20. Bello.


Vera Wang
Tampoco fui muy fan de los estilismos, especialmente las bandas de la cabeza.
Muchos relacionamos su nombre a vestidos de novia, grandes capas de tul y delicadeza. Pero Vera Wang maneja bien el universo pret-a-porter. Esta vez, se inclinó por una paleta de color bastante limitada (negro, blanco, azul, amarillo y rojo, con estampados en esta misma paleta) y juegos de transparencias. A mi gusto, algunas cumplieron su cometido y otras resultaron siendo muy...transparentes, precisamente. Lo que más me llamó la atención de esta colección fueron los detalles traídos del universo sportswear (mangas atléticas, siluetas ajustadas en algunos lugares y sueltas en otras). 


Algunas de las transparencias fueron bien logradas. Otras, como esta...mmm...no. 
Jenny Packham

Melissa la ama, creo que casi tanto como la Duquesa de Cambridge (aunque no con tanto dinero para comprar sus vestidos). Esta vez, la británica se inspiró en la película Picnic in the Hanging Rock, un filme de culto australiano de 1975. La 'frescura' de la época se impregnó en los tonos pasteles, así como la fluidez de las siluetas y los estilismos, con faldas en A y lazos en el cuello. Para la noche fue fiel a su estilo, lleno de brillos y detalles.


Narciso Rodriguez

Faldas y vestidos, ¡faldas y vestidos! Creo que, en esencia, esa puede ser la descripción perfecta de la colección de Narciso. Pero no estamos hablando de una presentación aburrida de la misma falda en cinco tonos distintos, sino de una interpretación de estas prendas como garante de comodidad y sensualidad. Los neutros fueron reyes con (muy) pequeños splashes de color.


Michael Kors


¡Al fin alguien pone toda la atención en la cintura! Michael Kors ha sido elogiado por diseñar para mujeres reales, y vaya que uno puede verse en todos y cada uno de estos vestidos para el día a día. Me parece alguien que diseña cosas muy prácticas, y esta vez además el resultado final fue hermoso. Los estampados florales en tonos neutros fueron muy agradables de ver, y los acentos en la cintura con diferentes tipos de cinturones, ¡fabulosos! Mención especial a los looks de pantalón y no tan especial para los atuendos de noche, que no fueron lo mejor que se vio.


Buenas propuestas masculinas, aunque el traje gris luciría mejor con camisa. 
Proenza Schouler

Otra de las firmas mainstream de nuestros días. Lazaro Hernandez y Jack McCollough mostraron líneas y siluetas limpias, urbanas, pero con detalles de diseño importantes. Lo que más llamó la atención fueron los estampados, que tenían un efecto tridimensional y un contraste de patrones interesante. Ropa para cada día con detalles diferenciadores, por eso me gustan.

 Marchesa
 

Georgina Chapman, diseñadora de la marca, nos tiene acostumbrados a grandes trabajos a mano y atención a las siluetas. Esta vez hubo un poco más de 'soltura' por así decirlo. El resultado fueron piezas que se asemejaban a la lencería. Algunas con buenos resultados, otras no tanto (ya saben que tenemos un problema con las transparencias). De resaltar, los atuendos con mezclas de texturas.

Explíquenme, ¿a quién se le puede ver lindo esto?
J Mendel

Recibió algunas críticas por la falta de coherencia de su colección. Y, en realidad, si miramos los looks que seleccionamos aquí, parece que fuera una presentación larguísima y con varias líneas distintas. Pero creo que si miramos las piezas de forma individual, podemos obtener muy buenas popuestas en cuanto a detalles. Aquí las prendas son las protagonistas, por eso me gustó que las modelos tuvieran maquillaje y peinados tan sencillos. Al final que prevalece ¿presentación coherente o buen trabajo en piezas individuales? Opinen ustedes...


Marc Jacobs

Él, como siempre, va más allá. Mientras vemos crop tops, colores pasteles y faldas midi en la pasarela, nuestro querido Marc buscó algo así como una inspiración 'victoriana gótica' y nos mostró el resultado: pantalones tipo bermuda y partes de arriba con cortes de chaqueta militar y detalles como borlas y colgantes. No fui muy fan de ello. Pero fueron las opciones de vestido largo las que me hicieron ponerlo aquí. Sí, algo oscuras, pero con un trabajo de detalles interesante, perfecto para destacarse. Muy...él.


Naeem Khan
 

Cerramos este reporte con un trabajo muy bello, inspirado en el color y la tradición latina con los tejidos hechos a mano. Vimos a México en alusiones a Frida Khalo y a España en las inspiraciones flamencas. Los bordados fueron delicados y llamativos, tanto para las opciones de día como para las de noche, en las que no faltó el brillo y ese toque de elegancia. Muchos looks de alfombra roja están por venir.


El diseñador cerró con un adelanto de su línea para novias.
¿Dejamos por fuera alguno de sus favoritos? ¿A cuál? ¡Cuéntennos en los comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario